Gildo Insfran candidato testimonial a Senador suplente de titulares que van por sus reelecciones

502

 

Gildo Insfran confirmó que por Unión por la Patria irán como candidatos a senadores nacionales por Formosa los actuale senadores José Mayans y Teresa González que irán por sus reelecciones, mientras que él se presentará como precandidato candidato testimonial suplente.

Lo que reabre el debate sobre las aristas fraudulentas, de manipulación y desvirtuación de la voluntad popular, que terminan desligitimando las elecciones.

El gobernador Gildo Insfrán, emitió su voto en la mesa 713 de la Escuela de Frontera N° 6 «José Hernández» de Laguna Blanca, su localidad natal, distante a 140 kilómetros, en el norte provincial.

En la oportunidad tras acusar a los porteños de ser un feudo y a sus habitantes de ser los vasallos inquilinos, destacó que»Las elecciones se están desarrollando normalmente», y pidió a la prensa que «no sigan subestimando a este pueblo» formoseño, porque «es inteligente, esclarecido y agradecido».

Mayans y Tesy González van por sus reelecciones y Gildo Insfran será suplente testimonial
Por último, Infran confirmó que como candidatos a senadores nacionales por Formosa José Mayans y Teresa González irán por su reelección, mientras que el primer mandatario lo hará como candidato suplente.

Nueva candidatura testimonial de Insfran: ¿Otro fraude y manipulación electoral en potencia?

En el ámbito político, las candidaturas testimoniales han sido objeto de debate y controversia. Estas candidaturas se caracterizan por postular a figuras políticas conocidas, no solo para ganar elecciones en las cuales no será electo, sino para utilizar su imagen y poder, para respaldar a otros candidatos. Estrategia ha sido siempre cuestionada por su potencial para distorsionar el proceso electoral y manipular la voluntad popular.

Esta engañosa distorsión busca influir en la opinión de los electores y generar un respaldo indirecto hacia el candidato o partido que realmente busca obtener el poder que no conseguiría si no llevaría de mascarón de proa a un candidato que no va a ejercer el cargo para el cual se postula.

Esta engañosa candidatura no solo puede influir; sino distorsionar la verdadera intención de los votantes y desvirtuar la competencia política afectando la legitimidad del proceso electoral.

Esta maniobra le quita seriedad al proceso electoral, al debate de ideas y a la presentación de propuesta y de proyectos políticos.

Las candidaturas testimoniales también dificultan la medición del apoyo real hacia el candidato que resultó electo escondido detrás de la figura testimonial, lo que genera distorsión de la voluntad popular, socavando la legitimidad del proceso electoral.

Lo que esta fuera de discusión, es que esta distorsión de la voluntad ciudadana no contribuye a promover la transparencia de los procesos electorales, ni la verdadera expresión de la participación ciudadana, ni mucho menos garantizar que los votantes puedan tomar decisiones informadas y que los resultados reflejen fielmente su voluntad. (prensalibreformosa.com)