Hombres de Campo, única entidad chaqueña con los equipos técnicos de candidatos presidenciales

119

El dirigente saenzpeñense sostuvo que “ha sido una excelente ocasión para escuchar a los que saben de economía y a la vez preguntarles qué perspectivas tienen para el país en caso de ganar las elecciones”.

Consideró “muy válida la ocasión que seguramente tendremos con los equipos técnicos de Daniel Scioli, y queremos escuchar a todos los que pretenden gobernar nuestro país”, manifestó ayer a NORTE Rural.

Pablo Giraudi, líder de Hombres de Campo, con el economista Aldo Pignarelli en el encuentro convocado por CAME.

El presidente de Economías Regionales de CAME, Raúl Robín, destacó “la necesidad de buscar soluciones a los requerimientos del sector a través del diálogo constructivo”. Por esta razón se llevó a cabo una mesa de trabajo con los referentes económicos de los candidatos presidenciales. “De las deliberaciones de la mesa de trabajo se constituyó un comité de crisis con representante del NEA, NOA, Centro, Cuyo y Patagonia con la finalidad de ser receptores de propuestas y hacer visibles las demandas del sector, como también coordinar acciones conjuntas con las más de 430 entidades de las economías regionales que conforman la Confederación”, agregó.

Los principales puntos

La falta de rentabilidad y competitividad, las retenciones agropecuarias, compensaciones de fletes por distancia a los puertos, la fuerte presión fiscal y la necesidad de eliminar ROES, DJAI y RUCA para garantizar la agilidad del mercado, fueron los principales ejes expuestos por los integrantes del comité.

El economista del PRO y vocero de Mauricio Macri, enfatizó que “hay que darle alivio fiscal a las economías regionales. Hoy la presión impositiva asfixia”.

Además, destacó su decisión de eliminar las retenciones y las restricciones para poder exportar. “Hay menos controles en el norte para controlar el narcotráfico que para trasladar porotos de Salta a Buenos Aires”, alertó Frigerio y agregó: “Tenemos que eliminar el impuesto a las distancias. Hay un gran potencial en el interior y necesitamos crecer de manera equilibrada. Estoy convencido de que el futuro del país depende de las economías regionales”.

En este sentido, propuso que se apliquen subsidios al transporte y que se otorguen beneficios impositivos a quienes instalen empresas fuera de la Capital ya que “no es lo mismo para un empresario sostener el nivel de cargas y contribuciones en los grandes centros urbanos que en el interior profundo”.

 El nieto del ministro de Economía de Arturo Frondizi destacó que es el Estado el que tiene que liderar el desarrollo y y dejar de actuar como un “Estado bobo” y “de ponerle el pie encima a los productores del interior del país”.

“La gente tiene la esperanza de un cambio y ese cambio debe darse con el desarrollo equilibrado del interior como solución a la pobreza estructural. Después del 11 de diciembre no podrán haber retenciones ya que las economías regionales por falta de competitividad no exportan. Tampoco pueden existir entre 6 o 7 tipos de cambios, lo que proponemos a través del PRO es un único tipo de cambio administrado por el gobierno para dar previsibilidad. Hay que salir del cepo dando señales claras”, manifestó. Finalmente, expresó que “la sustentabilidad de las economías regionales no pasa por mejorar solo el tipo de cambio, sino que se resuelve retocando los 200 puntos que hacen al índice de competitividad que elabora el FMI”.

Incentivar la producción

Por su parte, Aldo Pignanelli, referente del Frente Renovador, formuló que “la propuesta en materia de economías regionales tiene como eje hacer competitivas las actividades, a través de instrumentos que incentiven a la producción, como mejorar el tipo de cambio, eliminar las retenciones y los ROEs a todas las economías regionales, compensar el flete, disminuir impuestos sobre todo a los insumos y reformular los planes”.

Por otra parte, el expresidente del Banco Central describió la importancia de generar una fuerte política exportadora donde la Cancillería juegue un rol preponderante, y la necesidad de analizar a fondo todas las cadenas de valor y detectar quién se adueña la renta. “Hoy es claro que los perjudicados son las dos puntas de las cadenas: productores y consumidores”, dijo y añadió: “Hay que hacer de las economías regionales el leit motiv del federalismo”.