Horror sin fin: cayeron misiles en un hospital y un campo de refugiados

217

GAZA.- Siete chicos palestinos murieron víctimas de un misil israelí que cayó en un campo de refugiados en Gaza, al mismo tiempo en que nuevos bombardeos israelíes sobre clínicas externas del hospital Shifa dejaron al menos tres muertos, informaron fuentes médicas.

Un misil explotó en medio de un grupo de chicos que estaban jugando en el centro de refugiados de Shati, dijo un médico del hospital Shafi.

Por otro lado, tres personas murieron y decenas resultaron heridas durante un ataque israelí contra clínicas del hospital de Shifa.

Según una fuente médica, el ataque afectó un ala externa del complejo de edificios de la que es la mayor instalación médica de la Franja de Gaza. Allí son tratados la mayoría de los heridos de los enfrentamientos actuales entre Israel y el grupo radical palestino Hamas.

El Ejército israelí dijo estar investigando las informaciones sobre los ataques, que se produjeron cuando presuntamente habían reducido sus ataques por la festividad árabe de Eid al-Fitr, que marca el fin del Ramalá.

Antes de estos ataques, dos palestinos, uno de ellos un niño de cuatro años, murieron al mediodía (hora local) por disparos de tanques israelíes en el norte de la Franja de Gaza.

Además, un hombre y una mujer palestinos murieron a causa de las heridas sufridas hace varios días y una decena de cuerpos fueron hallados bajo los escombros de edificios destruidos al este de Jan Younis, cerca de la frontera con Israel y escenario de fuertes combates, informaron fuentes de los equipos de rescate.

Los bombardeos tuvieron lugar después de que, esta medianoche, la ONUapoyara los llamamientos para un «alto el fuego humanitario inmediato y sin condiciones», como el de Barack Obama de ayer.

En tres semanas, los ataques aéreos y disparos de artillería israelíes han dejado 1037 muertos -la mayoría civiles, según la ONU- y unos 6200 heridos en la Franja de Gaza, donde las destrucciones son considerables y donde más de 170.000 personas han tenido que refugiarse en los edificios de la ONU.

Por su parte el ejército israelí, que el 17 de julio sumó operaciones terrestres a sus ataques aéreos, ha perdido 43 soldados y tres civiles han muertos alcanzados por cohetes que cayeron en Israel. LA MAÑANA – Formosa