Indican que el problema de abigeato es muy grave y que deben resolverlo los municipios

174

Amadeo Nicora, titular de la sociedad Rural Pilcomayo habló con la Comunidad de Medios con respecto al robo de ganado que ocurre en esa zona.

«El tema del abigeato es algo recurrente y que a medida que transcurre el tiempo vemos con mucha preocupación que en algunos lugares se está intensificando y no es una zona en particular sino en distintos puntos de la provincia donde existen hechos de abigeatos que conspiran mucho contra el esfuerzo que hacen los productores de tratar de mejorar y de avanzar en la producción esto va en contra de esa decisión productiva».

Con respecto a la realidad de los últimos años que se vive en cuanto a esto dijo que, «el abigeato desde un tiempo a esta parte ha ido aumentando en forma realmente importante y hay ciertas zonas o lugares de la provincia donde están marcando problemas muy serios, por ejemplo alrededor del pueblo de Pirané deben haber unas 20.000 hectáreas que no se ocupan con actividades ganaderas porque ahí el abigeato es un placer, hay personas que pierden por año cientos de animales como consecuencia de un abigeato hormiga».

En cuanto a las causales de esta situación Nicora indicó que, «no existe una sola causal del abigeato, esto es multicausal donde somos todos los actores de la cadena de la calle y en parte responsables de que esto ocurra en mayor y menor medida, yo siempre antepongo al productor como responsable en algún sentido, en muchos casos existe el habito de querer introducir carne a los ejidos municipales y esto lo hacen los productores, de alguna manera esto es una ventana que detrás de esa ventana se cuelan los animales mal habidos, por otro lado existen situaciones en que las autoridades policiales autorizan el faenamiento en algunos lugares y con esa autorización ingresan las carnes a los municipios, entonces lo que hay que tener en claro que los animales mal habidos son para hacer la venta en el campo, no existe un hurto famélico de una familia que esta con hambre y mata un animal para poder comerlo, lo que está ocurriendo es un hecho delictivo con trasfondo económico».

Asimismo dijo que en relación al accionar de la policía en estas situaciones no será del todo efectivo, ya que necesitan un accionar en conjunto, «la actuación de la policía en este caso tiene que actuar pero esto no se soluciona, la policía trabaja mucho pero su trabajo no da resultado porque lo que tiene que ocurrir es que todos los municipios se pongan serios a trabajar en el control de las carnicerías y de las carnes que venden las carnicerías para poder empezar a unir cabos y poder terminar con esta situación».

«En muchas localidades del interior hay gran cantidad de carnicerías de las cuales hay pocas inscriptas en cada municipio, por lo tanto son muy pocas a las que se las controla y así pasa en cada pueblo, existan muchísimas bocas de expendio habilitadas o no, que están vendiendo carne y en muchos pueblos y esa carne es mal habida porque esas se introducen producto del abigeato y la faena clandestina, algo que es muy grave», señaló Nicora.

De la misma manera, indicó que según el conocimiento que tienen con respecto al robo de animales son todos casos que faenan animales y son reducidos en los pueblos comercializando esa carne con un riesgo sanitario muy grande, «los animales tienen que recibir una certificación antes de morir y después de muertos para saber si esos animales son aptos para el consumo porque la faena clandestina mas el transporte de esta carne a otros lugares de la manera más inapropiada son un gran riesgo para la salud porque lo hacen arriba de una moto, de una camioneta sucia y eso se encuentra contaminado».

«Si los municipios controlaran a los animales, el transporte de carne, estos casos van a mermar, es más que nada un problema municipal, ya que son los encargados de los controles, más que la policía inclusive», sentenció. EXPRES DIARIO