Insfrán encabezo evocación de la independencia nacional

179

9 de julioLa tradicional esquina de 25 de Mayo y San Martin donde se erige el Mástil municipal, albergo esta mañana la evocación al 198 aniversario de la independencia nacional. El gobernador Gildo Insfran que estuvo acompañado por su hija Yanina presidio la ceremonia junto al vicegobernador Floro Bogado, el presidente del STJ, Marcos Quinteros, el intendente Fernando De Vido, el Jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, además de legisladores nacionales, provinciales, comunales, ministros del PE, invitados especiales, delegaciones escolares y formaciones de fuerzas policiales y de seguridad.

En el lugar, el gobernador Insfrán encabezo el tradicional izamiento de los pabellones Nacional y la de la Provincia a los sones del Himno Nacional Argentino.
Luego de entonarse la Marcha Himno a Formosa, una escolar recito una poesía, para finalmente y como cierre de la conmemoración, el asesor de la Jefatura de Gabinete, Jorge Santander dirigió un mensaje alusivo a la “Declaración de la Independencia Nacional”.

Mensaje

Dijo Santander que la “emancipación” aun se sigue defendiendo en nuestros días, señalando que tras la declaración de independencia de 1816, también otros patriotas la protegieron, como Juan Manuel de Rosas contra ingleses y franceses. Indico que también se debió “resguardar nuestra soberanía contra los agentes de los dominadores que ya entonces se proyectaban en nuestra geografía contra los sueños del pueblo, quienes conformaban la más rancia raza de oligarquía argentina, como la define nuestra historia”.
Advirtió que “por culpa de estos señores nuestra patria pasó décadas nefastas e infames, aunque contra estos estuvieron los anticuerpos de patriotas que curaron a la patria”, señalando a Juan Domingo Perón como uno de esos prohombres que “con dignidad y justicia social nos dieron tiempos felices a los argentinos, al derrotar al siempre latente cipayismo encarnado en los privilegiados”. Refirió justamente a quien fuera tres veces presidente de los argentinos como el “gran hacedor de la independencia economía argentina”, en el marco de una nación donde se fue consolidando la justicia social para felicidad del pueblo”.
Para Santander, todo ello “fue un gran pecado a los ojos de los imperios, especialmente el norteamericano, que junto a los piratas británicos y la complicidad de cipayos al servicio de poderosos, utilizaron a ciertas camarillas militares para derrocar al gobierno popular, democrático y mayoritario de Perón”.
Traslado aquellos tiempos a los actuales, advirtiendo que “a veces ofende y hasta da vergüenza que aquellos que no comulgan con esta construcción colectiva, se paran en atalaya y recitan sus mágicas recetas sin siquiera embarrarse una uña. Los críticos no arriesgan nada, son capaces de aplaudir las penurias del pueblo si eso sirve para sus oscuros propósitos”.
Marco que localmente “estamos llegando a los sueños anhelados a través de nuestra identidad y pertenencia, integrados desde la diversidad, con el conocimiento y la administración de nuestros recursos y potencialidades, organizados y con metas claras. Estamos cumpliendo las etapas del desarrollo, con energía, caminos, salud y una innovación en nuestras expectativas en cuanto a la educación”.
Significo en la misma línea el hecho de que “estamos abriendo fronteras, surcando hacia nuestro despegue con la ciencia a nuestro alcance y con la tecnología de punta puesta al servicio de los formoseños. Pero claro, hay oposición, porque están los poderes a los cuales no les gusta que uno piense por sí mismo y que podamos proyectar nuestros sueños, no quieren saber nada con un pueblo que a diario reafirma su revolución en paz en todos los campos”.
Expuso finalmente que “los poderosos no perdonan que se haya recuperado al hombre de carne y hueso como destinatario y principal hacedor de la historia y del futuro. La equidad y la inclusión son pecado a la luz del imperio; sin embargo nosotros seguimos junto al pueblo en esto de construir untos una patria libre, justa y soberana, porque hemos decidido no pactamos con la adversidad”.