Insólito: un comisario desnudo en el Congreso paraguayo.

243

El evento denominado Noche cultural caazapeña se realizó la noche del viernes 11 de julio pasado en la sala de sesiones de la Cámara de Diputados. Allí no sólo los grupos artísticos llamaron la atención de los presentes, sino también un comisario llamado jefe del Departamento de Construcciones de la Policía Nacional.

En un determinado momento, el titular de la fuerza de seguridad -que en ese momento se encontraba de civil- tomó la palabra desde el público y se presentó: «Soy el comisario principal Isaac López Rivas, magister en Ciencias Policiales de la Policía Nacional».

Primero se dirigió al presentador de programas deportivos Benicio Martínez (conductor del festival), sobre quien dijo que necesitó leer sólo una página de su libro porque no necesitaba«interpretar que el balón de fútbol es redondo».

Tras esto se exaltó por su origen caazapeño (un departamento del sudeste paraguayo) y comoúnico comisario «valiente» de esa zona del país, según publica el periódico ABC Color.

Luego de pedir y recibir aplausos de los presentes fue otra vez hacia su asiento, pero no llegó a dar cinco pasos para volver al centro de la sala y expresar a gritos lo que es «ser paraguayo».

 

El evento denominado Noche cultural caazapeña se realizó la noche del viernes 11 de julio pasado en la sala de sesiones de la Cámara de Diputados. Allí no sólo los grupos artísticos llamaron la atención de los presentes, sino también un comisario llamado jefe del Departamento de Construcciones de la Policía Nacional.

En un determinado momento, el titular de la fuerza de seguridad -que en ese momento se encontraba de civil- tomó la palabra desde el público y se presentó: «Soy el comisario principal Isaac López Rivas, magister en Ciencias Policiales de la Policía Nacional».

Primero se dirigió al presentador de programas deportivos Benicio Martínez (conductor del festival), sobre quien dijo que necesitó leer sólo una página de su libro porque no necesitaba«interpretar que el balón de fútbol es redondo».

Tras esto se exaltó por su origen caazapeño (un departamento del sudeste paraguayo) y comoúnico comisario «valiente» de esa zona del país, según publica el periódico ABC Color.

Luego de pedir y recibir aplausos de los presentes fue otra vez hacia su asiento, pero no llegó a dar cinco pasos para volver al centro de la sala y expresar a gritos lo que es «ser paraguayo».

«El paraguayo debe estar así para enfrentar al EPP«, exclamó y se quitó la camiseta de mangas largas que tenía puesta, quedando con el torso desnudo. Y ahí le mostró a todos las dos cicatrices en su pecho, que aseguró son producto de haber sido atacado a balazos.

Tras el «show», la sanción

Pasaron tres minutos y el comisario seguía en medio de los presentes haciendo su «espectáculo», dejando entrever que tenía serios problemas de salud. Un agente de la Policía y un guardia privado se acercaron a él para tratar de convencerlo de que se retirara de la sala, pero no fue fácil. El comisario se resistió y atacó al vigilador Édgar Figueredo con una mordida en su brazo derecho.