Instruyen concluir informes para decretar emergencias en el agro y la ganadería

17

EMERGENCIA GANADERA“El gobernador (Gildo) Insfran acaba de impartirnos pautas claras a fin de que concluyamos en lo inmediato todo el proceso administrativo conteniendo los relevamientos y documentos técnicos-legales necesarios, a fin del dictado de los decretos de emergencia ganadera y también la agropecuaria para determinados cultivos y regiones de la provincia”, expuso el ministro de la Producción y Ambiente, Raúl Quintana.
Así lo anticipo en el marco del remate de cabañas formoseñas de ayer en predios de la SRF, señalando que “estas disposiciones una vez activas vendrán a fortalecer todas las herramientas de ayuda que venimos disponiendo localmente en los últimos meses. Y es que ante esta situación de crisis hídrica no nos quedamos de brazos cruzados esperando se instrumente la emergencia, sino que como lo hacemos siempre, acudimos con herramientas locales a fin de morigerar los efectos de esta crisis, y ya con los decretos válidos y operativos profundizaremos la asistencia”.
Sostuvo que “está tomada la decisión por parte del jefe del Poder Ejecutivo, por lo que al tener avanzadas todas las documentaciones con los fundamentos certeros y ya volcadas en las carpetas técnicas producto del trabajo realizado, por lo que en forma inmediata nos estamos abocando a elaborar los proyectos de decretos correspondientes, que en los próximos días estará rubricando el señor gobernador. Y esto lo pudimos hacer al tener ámbitos de consenso y dialogo activas con los productores, donde hay mucha confianza y respeto, por lo que reitero, estamos abocados a generar los proyectos correspondientes de estos instrumentos legales que estarán listos en lo inmediato”.
Incluso señalo que “ya estamos trabajando en peticionar a las autoridades nacionales a participar en la comisión de emergencia agropecuaria a efectos de presentar en los próximos días los instrumentos legales que vaya a dictar el titular del poder Ejecutivo”.
Explico que” ya se tomo la decisión de establecer la emergencia ganadera a fin de atender a los establecimientos rurales afectados por situaciones de inundación producto de desbordes de ríos y riachos, como también el exceso de precipitaciones en los últimos cinco meses”.
El subsecretario de Producción Sustentable, Alejandro García, puntualizo que la emergencia estará circunscripta a la franja del territorio que comprende departamentos como limites: Al este el rio Paraguay, oeste la ruta 11, hasta dos kilómetros antes del cauce del riacho Pilaga hacia el oeste llegando incluso a la ruta provincial 16, y tomando también el empalme de la ruta 3 hasta El Espinillo, y desde allí en línea recta hacia el norte hasta el cauce natural del rio Pilcomayo.
Aquí se advirtió que el segmento de los pequeños y medianos productores ganaderos en las regiones antes señaladas, se encuentra comprendidos seriamente los resultados socio-económicos a partir de darse pérdidas superiores al 50%, ya sea por mortandad, venta forzosa, disminución de peso en los animales, baja preñez y disminución de oferta forrajera”
Comento que se a los ganaderos se estuvo ayudando con más de 300 toneladas de semillas de algodón, un número superior al centenar y medio de rollos de pastura, e incluso apoyo en el traslado de hacienda a zonas con campos sin problemas de anegamiento. Este apoyo se viene dando en campos de Clorinda, Pilcomayo, y zona de influencia en sectores ribereños e isleños, Pilaga, Herradura, Payagua, Colonia Cano, entre otras comunidades.

El agro

Lo agrícola que abarca los cultivos del algodón y banana comprende a los departamentos Pirane, Laishi, Pilcomayo y Pilaga, los cuales se han visto afectados tanto por exceso como déficit de precipitaciones, como también por altas temperaturas y heladas, e incluso por tormentas de viento que han dañado las plantaciones.
Fue señalado que el sector algodonero padeció contingencias climáticas derivadas de escases de lluvias en los meses de verano –diciembre a febrero- repercutiendo en el normal desarrollo fenológico del cultivo con el aborto de flores y pinpollos; y luego los excesos en cuanto a la cantidad e intensidad de lluvias de marzo a junio, impactando negativamente en el momento de cosecha con pérdidas en cantidad y calidad. En este caso, se estiman en más de un 50% las pérdidas de producción y capacidad productiva.
En el caso de la banana, se determino pérdidas de producción que en promedio estuvieron en un 55% debido a diversos fenómenos climáticos adversos (vientos y heladas tardías) durante el periodo comprendido de julio de 2013 a mayo último.
Acerca de qué tipo de herramientas de ayuda se darán a partir de que la emergencia provincial sea declarada y la posterior aprobación federal, se aclaro que se definirá con precisión con los instrumentos legales ya dictaminados para las franjas de pequeños, medianos y grandes productores. De todos modos se anticipo que la emergencia homologada nacionalmente para el caso de grandes y medianos productores les permitiría por ejemplo a que estos accedan a beneficios fiscales e impositivos, como ser prorrogas o diferimientos con estamentos federales, incluso posibles créditos a tasas subsidiadas.
“Estamos atendiendo a los productores, ellos saben que siempre los hemos acompañado, y ahora no será la excepción en este contexto difícil. Estimo que la próxima semana trabajaremos con Nación a fin de fijar pautas acerca de los alcances económico-financiero y fiscal de los beneficios que recibirían los productores afectados”, fue subrayado.