IUF: exponen carácter primario que le asignan a lo ambiental en la formación académica

185

sssUFDesde el Instituto Universitario de Formosa, se expuso acerca del carácter primario que en esa Casa de Altos Estudios se brinda al tema medio ambiente, por lo que se propenden una serie de acciones a fin de estimular la concientización sobre el cuidado, atención y acción política en la temática. “Ello de modo que se asuma el compromiso de alcanzar un equilibrio viable y equitativo entre el medio ambiente y el desarrollo, y se garantice un futuro sostenible para nuestros habitantes”, fue expuesto desde la conducción de la Casa de Altos Estudios.
Se explico que el IUF “como expresión del modelo formoseño y con la particularidad propia, de contar con una licenciatura en Ciencias Ambientales, asumió el compromiso de formar profesionales, en el claro entendimiento y convicción de que es posible y más aún, necesario, comprender y actuar con sentido de pertenencia y altamente calificados en el complejo escenario del mundo actual, donde las disputas por los recursos naturales en muchos lugares del planeta van en aumento, situaciones todas estas que ubican a nuestra provincia en una situación de enorme trascendencia económica, social y geopolítica”.
Fue admitido en el seno de la institución de que “tenemos mucho por hacer para dotar a las generaciones actuales y venideras de un mundo justo y ambientalmente sano: resulta imprescindible cambiar los patrones de producción y consumo; disponer de recursos nuevos y adicionales, transferencia de tecnologías en condiciones preferenciales para los países en desarrollo; que se cumpla el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y que los países desarrollados demuestren la voluntad política necesaria para cumplir los acuerdos internacionales suscriptos”.
En este marco es que se considera como “aliado trascendente para el logro de un verdadero desarrollo sustentable, amigable con el ambiente, el desarrollo de la energía nuclear”.
Desde el Instituto Universitario se subrayo que “la inserción de esta tecnología en la provincia, materializada en la posible instalación de uno de los componentes principales del ciclo del combustible nuclear realizado por una empresa del Estado Nacional, contribuirá al impulso, desarrollo y fortalecimiento de diferentes áreas del conocimiento, además de abrir nuevas oportunidades para nuestra economía, sociedad y posición dentro del escenario regional e internacional”.
Tras exponerse acerca de que “las aplicaciones más difundidas de la energía nuclear son el campo de la producción eléctrica y de la medicina”, también se señalo que “no debemos dejar de destacar que sus usos en las áreas de la producción agropecuaria y ambiente son muy relevantes. Nuestro país también tiene una vasta experiencia en ese sentido, de ello dan cuenta los desarrollos realizados en control de plagas, erosión de suelos, conservación de alimentos, detección y cuantificación de contaminación ambiental”.
En este contexto, el Instituto Universitario de Formosa, ratifico “su deber de formar profesionales con valores éticos, apegados a la legalidad y el respeto por la dignidad humana, con base en el conocimiento científico, económico, equidad social y la preservación del ambiente”.
En la misma línea es que se propende profesionales “insertos en la problemática de la provincia con criterios realistas y que nos posibiliten un desarrollo social y económico basado en los más modernos desarrollos científicos tecnológicos”. Aquí es que se considero “un hito trascendente que el gobierno provincial, de modo responsable y participativo, lleve a cabo el proyecto de un Polo Científico, Tecnológico y de Innovación que funcionará como centro de gestión, producción y divulgación del conocimiento, destinado a implementar tecnología en los sectores estratégicos de la agroindustria, energía, salud y educación, con especial énfasis en la formación técnica de jóvenes y generación de puestos de trabajo calificados”.
Concluye el pronunciamiento del IUF que es rubricado por su director general, Miguel Alonzo Torres, docentes y alumnos, destacando que “el modelo formoseño propone la utilización de los recursos naturales en la medida en que ello no desatienda la protección del ambiente, la preservación de dichos recursos y el resguardo de los procesos ecológicos esenciales y sus sistemas de vida. Propone superar el falso dilema: conservación y pobreza versus desarrollo y contaminación. El resultado de todo esto es un Programa de Ordenamiento Estratégico que compatibiliza las variables ambientales y las económicas con el objetivo supremo del bienestar y la felicidad del pueblo formoseño”.