Jorge Suligoy: “Me hubiera gustado ver a más músicos locales en el Congreso”

401

Después de tres días de trabajo intenso, de disertaciones e interesantes debates y voces que dejaron sus reflexiones, finalizó el Primer Congreso de Chamamé que se inició el miércoles pasado. “Estoy seguro que hay cosas que modificar porque este encuentro fue realizado por seres humanos, pero nos guste o no nos guste, lo importante es que hay una política cultural con respecto al género y hay que decirlo, somos pioneros”, dijo Jorge Suligoy, el reconocido músico nacido en Santa Fe y criado en Misiones, que desde hace años reside en Buenos Aires pero que se siente “más correntino que el yacaré”. “Conozco un poquito este país y muchos otros países y debo decir que por ejemplo la samba o la chacarera, que son géneros hasta más difundidos que el nuestro, no tienen un festival temático y mucho menos un espacio de debate como fue este congreso. Somos originales y pioneros”, aclaró. Con la intención de resaltar la cosas positivas que se dieron en torno a este encuentro de músicos, investigadores, difusores, periodistas y gestores del chamamé, Suligoy no pudo dejar de visualizar aquellas situaciones que le molestan y entre ellas dijo que le hubiera gustado ver a más músicos correntinos en este espacio en donde él considera, era el apropiado para debatir y aportar todo aquello que se critica no sólo en el marco de la Fiesta Nacional, sino en torno al género en particular. “Personalmente suspendí cosas para estar en este Congreso, lo que también hicieron músicos de Porto Alegre, Mato Grosso, Uruguayana, Misiones, Formosa, Entre Ríos y otras provincias, pero vi pocos locales”, señaló y reconoció la presencia diaria de Julio Cáceres, el aporte de Juancito Güenaga, de Pocho Roch, de Coquimarola y de muchos jóvenes que coparon la escena con su sola presencia. “Me parece que es en estos espacios en donde tenemos que marcar presencia para luego hacer los reclamos pertinentes porque después te dan media hora en la Fiesta Nacional y te enojás. Si participabas del Congreso ibas a entender por qué esos son los tiempos”, aclaró Suligoy quien admitió además que “estamos acostumbrados a quejarnos muchos, pero a no aportar nada”. “Como idea fundacional -continuó-, esta primera edición del Congreso es más que positiva porque es algo histórico que marca precedente. Para mejorar, seguramente hay muchas cosas, pero lo que hay que tener en cuenta es que para mejorar primero hay que hacer”. Para Suligoy fueron muy interesantes algunas exposiciones, en especial un debate que se realizó entre un antropólogo, un escritor, y Pocho Roch sobre el tema de los jesuitas y guaraníes. “Un debate que nos debemos porque de lo contrario, pareciera hay imposición de ideas y piedras desde los otros sectores. Aquí vivimos una charla de igual a igual. Fue un Congreso en el que nos encontramos con algunas realidades donde por ejemplo, pudieron exponer los difusores y fue importante escucharlos porque nosotros como músicos no seríamos nada sin los medios de comunicación”, finalizó.s