JUSTINA REYES. “Después de 40 años de sembrar algodón, hemos decidido abandonar el cultivo”.

284

Doña Justina Reyes, más conocida como Ña KiKí, expresó su desazón por la actual situación de los pequeños productores por lo que “después de 40 años de haber sembrado algodón, este año decidimos en la familia no plantar más”, según expresó.
La productora rememoró que en años anteriores también la familia se dedicaba al cultivo de banana pero tuvieron que abandonar porque todo el tiempo les dejaba pérdidas, según manifestó.
“La banana y el algodón son los dos cultivos que identifican a nuestra localidad y ahora siento una tremenda tristeza por la decisión que tuvimos que tomar en familia ya que nos endeudamos a pesar de que nos entregan las semillas y los insumos porque los precios no compensan”, dijo.
“El productor trabaja porque quiere ganar y progresar, desarrollarse, hacer estudiar a sus hijos pero en estos últimos años solo tuvimos quebranto. Nunca nos sentimos acompañados por el gobierno, al contrario, las veces que llevamos nuestra cosecha a la planchada nunca nos tipificó a un tipo mejor, todas las veces nos clasificaban el producto en tipo II y III y encima de eso volvían a descontarnos por suciedad y humedad entre 80 y 150 pesos por tonelada. Me pregunto: si al principio ya lo tipifican, el descuento ya está demás, y eso siempre fue injusto”, opinó.
“Toda ayuda que traigan será a destiempo como siempre, dijo doña KiKí quien alguna vez fue promotora de la Escuelita del Algodón, dejaremos de sembrar algodón. Mis hijos probarán con la batata y la mandioca o calabaza”, dijo la productora.