Kicillof confirmó que no hubo acuerdo con los bonistas

181

El ministro de Economía, Axel Kicillof, confirmó que no hubo acuerdo entre la Argentina y los fondos buitres, y que el país buscará alternativas para pagar los bonistas.

Durante una conferencia ofrecida en el consulado argentino en Nueva York tras la reunión con Pollack, el titular del Palacio de Hacienda, indicó que la Argentina «tomará absolutamente todas las medidas, acciones, instrumentos de nuestros contratos, del derecho nacional e internacional para que esta situación no se perpetúe en el tiempo». Una alternativa que siempre barajó el Gobierno fue cambiar la jurisdicción del pago de los bonos.

En tanto, durante su exposición, dijo que defenderán «los canjes de 2005 y 2010 que tan exitosamente hemos hecho». «No vamos a tomar ningún compromiso que comprometa el futuro de los argentinos», ratificó.

Kicillof mantuvo una reunión de seis horas entre la delegación de Argentina, los abogados de los buitres y el mediador Pollack y el ministro de Economía, Axel Kicillof. A la par se realizaba otro encuentro entre banqueros y los holdouts para analizar la nueva propuesta. Como había adelantado Ámbito Financiero, ADEBA presentó ayer la idea de comprarle a los fondos los bonos en default para que el Gobierno no intervenga y no se dispare la cláusula RUFO.

La delegación argentina para la negociación del pago de la deuda, encabezada por Kicillof, llegó a la oficina del «special master» al mediodía neoyorquino para proseguir las reuniones para evitar un inminente cese de pagos. En el último día de los 30 de gracia para el pago a los bonistas de deuda reestructurada, Argentina y los acreedores que no aceptaron las quitas de 2005 y 2010, apuraron el tiempo para llegar a un acuerdo que evite el que sería el primer cese de pagos del país desde el de 2001.

El titular del Palacio de Hacienda arribó con toda la comitiva, formada por el secretario de Finanzas, Pablo López, el secretario del área legal y administrativa del Ministerio de Economía, Federico Thea, la procuradora del Tesoro, Angelina Abonna, y el subprocurador del Tesoro, Javier Pargament. Ninguno de ellos quiso hacer declaraciones al ingresar.

La de hoy fue la continuación del encuentro realizado ayer en el mismo lugar y que se alargó hasta las 23.30 de la noche. Kicillof había asegurado el martes que se seguía trabajando en la negociación y, posteriormente, Pollack confirmó que había sido la primera reunión cara a cara entre Argentina y los fondos de inversión que han demandado al país en EEUU, pero que no se habían solucionado las diferencias entre ambas.

Los fondos, a los que el juez neoyorquino Thomas Griesa habían dado la razón, reclamaban a Argentina el pago de una deuda en mora desde 2001 por un total, con intereses, de unos 1.500 millones de dólares.

En virtud de una cláusula dictada por Griesa, Argentina debía pagar en simultáneo a los fondos y a los tenedores de bonos reestructurados. Pese a que Argentina había girado el dinero para pagar a los segundos, no había llegado a parte de los acreedores por recomendaciones de Griesa a los bancos para que congelen los desembolsos, de ahí la amenaza de un cese de pagos.

(Ambito)