Kiki Troia, considerado un generador de paz interior

21

El cantautor de música cristiana, Juan Francisco “Kiki” Troia; compartió en Corrientes una velada don­de el lenguaje sonoro se conjugó con la expresión de su fe, marcando un rum­bo a través de la música y el canto: “Agradecer a Dios los dones que nos entrega a diario”, explicó a NORTE de Corrientes la profesora Rosa María Troia.

El espectáculo brindado el viernes pasado, en el teatro Vera, tuvo un eje, un medio y un fin, que definieron con claridad las convicciones morales del artista. El eje: su profunda fe cristiana; el medio: el maravilloso mundo de la música ins­trumental y vocal tratados con seriedad profesional, y el fin -según sus propias palabras-: “Compartir un poco de música y un mon­tón de Dios”.

Varios fueron los aspectos destacables del concierto, emergido de una juventud maravillosa que, unida al protagonista principal, die­ron muestras de que es posi­ble el desafío de un proyecto de vida que redima al mun­do, rescatando los valores perdidos y transformando las conductas que gravitan negativamente en la socie­dad actual. Acompañaron al artista Raúl Gutta (bate­rista), Juan Pablo Ordóñez (guitarrista) y Jonathan Fav­car (bajista), con las compe­tencias multifacéticas inna­tas y académicas de “Kiki”. Del concierto, al que acom­pañó un importante número de público, también partici­pó el artista Luis Moulín que subió al escenario a ejecutar un tema. El concierto brilló con una explícita intencio­nalidad: “No buscar presti­gio sino esa vida eterna que a todos nos espera como pasajeros en tránsito, que lo somos, viviendo”, finalizó el artista.s