La Argentina no tiene ninguna vacuna contra el coronavirus aprobada para embarazadas: cuáles son las alternativas

17

Por ahora hay dos opciones, Pfizer y Moderna, que tienen estudios sobre la conveniencia y efectividad de aplicarlas en mujeres en gestación. No llegaron al país.

La llegada masiva de vacunas que promete el gobierno despertó una gran expectativa en los millones de personas que aguardan un salvavidas contra el COVID. Sin embargo, hay un sector de la población que parece indefensa en medio de la pandemia y se trata de las embarazadas, salvo que sean un factor de riesgo. Por ahora nada ha cambiado para ellas, según un informe de A Dos Voces, que se emite por la señal de TN.

En el mundo, hay hoy dos vacunas que tienen estudios concretos sobre la efectividad de su aplicación en embarazadas, cualquiera sea su estado de salud. Se trata de las vacunas de Pfizer y Moderna, dos inyecciones que, por distintas razones, no se aplican en la Argentina.

Pfizer, por la pelea legal que mantiene con el gobierno para su llegada al país, y Moderna porque en su momento no estuvo en el radar del gobierno de Alberto Fernández, que privilegió la vacuna rusa Sputnik V y la china de Sinopharm.

Los infectólogos consultados explicaron que con las vacunas aprobadas para embarazadas en Estados Unidos se comprobó que no hay malformaciones en el feto, que no hay alteración en la placenta y que los anticuerpos que produce la madre pasan a la placenta y protegerían al feto en los primeros meses de vida.

Pero, ¿qué pasa en la Argentina sin esas dos vacunas?

Vale recordar la posición del ministerio de Salud de la Nación sobre las embarazadas con y sin riesgo. Sostiene que “la vacunación para embarazadas solo es una recomendación según riesgo individual: las que tienen factor de riesgo se vacunan”.

También destaca el gobierno argentino que “si bien a la fecha del presente documento no hay estudios de eficacia y seguridad relacionados a la administración de las vacunas actualmente disponibles contra SARS-CoV-2 para su uso rutinario en estas poblaciones, cada vez son más los países que sugieren su aplicación cuando el riesgo es alto, ya sea por exposición o por enfermedades subyacentes”.

¿Qué vacunas se dan en la Argentina para grupos de riesgo, aun cuando no haya estudios definitivos para embarazadas?

Sputnik V (En Rusia siguen las investigaciones para embarazadas y niños)
AstraZeneca (en continua investigación por algunos casos de trombosis en el mundo)
Sinopharm: si se consigue, hay infectólogos que sostienen que es la que menos riesgos tiene porque son virus inactivos como los de la vacuna contra la gripe.
En el gobierno bonaerense afirman que estas vacunas se pueden dar para embarazadas de riesgo porque “son todas a virus atenuado inactivo”.

Y tanto la administración de Axel Kicillof, como la porteña de Horacio Rodríguez Larreta, vacunan a embarazadas con factores de riesgo que así lo soliciten.

En ese marco hay un punto importante para destacar. Quienes opten por vacunarse no podrán elegir la marca. Les caben las generales de la ley, según explicaron a TN.com.ar los funcionarios consultados.

De todas formas, no hay una salida inmediata para las embarazadas que, a priori, no son un factor de riesgo, salvo que se habiliten las vacunas que hoy no se dan en la Argentina o que se llegue a un estudio definitivo sobre las que sí tenemos.

Cada vez son mayores los grupos etarios que se suman a la vacunación y las embarazadas empiezan a sentir esa extraña sensación de que van quedando relegadas.

Lo que sí hay, es una respuesta única en todas las fuentes consultadas: “que las embarazadas consulten a sus obstetras y que en base a lo que le digan …. Que decidan”.

En definitiva, nadie parece querer cargar con la responsabilidad final. (tn.com)