La canasta básica aumentó 2,4% en mayo y una familia necesitó casi $64.500 para no ser pobre

60

El dato corresponde al ingreso mínimo necesario para un hogar con cuatro integrantes. Para evitar la indigencia, en tanto, se requirieron $27.423.

El monto de la Canasta Básica Total por persona llegó a $20.856 mensuales en mayo, lo que significó un alza de 2,4% en el mes. De esta manera, una familia de cuatro integrantes necesitó $64.445 el mes pasado para no caer debajo de la línea de pobreza. Los datos se desprenden del informe publicado este jueves por el Indec.

Por su parte, la Canasta Básica Alimentaria, que determina la línea de indigencia, ascendió a $8875 por persona. De esta manera, registró un alza de 2,8% en el quinto mes de 2021. En consecuencia, una familia tipo requirió $27.423 para no ser indigente. Esa cifra asciende a $67.782 en el caso de hogares formados por cinco personas.

Los aumentos mensuales de ambos indicadores fueron los menores del año e hilvanaron dos meses consecutivos de desaceleración, tras los picos de marzo. Al mismo tiempo, las dos canastas tuvieron variaciones menores a la que registraron los alimentos el mes pasado, ya que subieron 3,1%, por debajo del nivel general de inflación, que marcó 3,3%.

En la comparación contra mayo del año pasado se verificó una aceleración en los ingresos necesarios para evitar caer en la pobreza y la indigencia. La Canasta Básica Total subió 53,4% en los últimos 12 meses y marcó cuatro incrementos interanuales seguidos. Por su lado, la canasta básica total avanzó 49,6% y registró el sexto aumento consecutivo. En ambos casos, los indicadores saltaron por encima de la inflación acumulada en el mismo período, que llegó a 48,8%.

El precio de los alimentos está entre las principales preocupaciones oficiales de cara a las elecciones. Si bien en el Gobierno argumentan que una parte de los aumentos se explica por el alza en las cotizaciones internacionales, en los últimos meses se lanzaron varias iniciativas para tratar de contener los valores de los productos básicos. Entre ellos, está el acuerdo para mantener los precios populares de la carne y el lanzamiento de canastas específicas.

Este jueves, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, se refirió a esa apuesta. “Desde el punto de vista local, estamos trabajando con el refuerzo de Precios Cuidados y la canasta Super Cerca, para tener una canasta protegida para todos los niveles de consumo y lo vamos a fiscalizar con todas las provincias. Este es el camino que estamos transitando, buscando recuperar un nivel salarial que permite acceder a estos problemas que hemos tenido de la inflación y buscando canasta protegidas para que sea más accesible en el consumo de los hogares argentinos”, afirmó.

Esos programas de precios se complementan con la asistencia alimentaria concreta a los sectores más vulnerables. Según el Observatorio de Deuda Social de la Argentina de la UCA, un 45,9% de los niños y niñas argentinos dependen de algún tipo de subsidio directo o indirecto. En esa línea, el Gobierno amplió la Tarjeta Alimentar a los menores de hasta 14 años y anunció un plus de $7000 para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH). (tn.com)