La creciente afectó a 70 de 400 obrajes de ladrillos que tiene la ciudad

167
La creciente del río Paraná afecta al sector ladrillero, que no sólo ve impedida la posibilidad de acceder a la materia prima sino que también en muchos casos los obrajes quedaron cubiertos por el agua. Desde diferentes asociaciones de ladrilleros de la ciudad, afirmaron que de un total de casi 460 obrajes, unos 70 estarían cubiertos por el agua.

Frente a este panorama de actividad paralizada, los trabajadores piden al Estado que se les proporcione materia prima para evitar mayores pérdidas económicas. En diálogo con NORTE de Corrientes, Julio Abasolo, el referente de la Asociación Civil de Ladrilleros del barrio Molina Punta, comentó que tras una reunión mantenida entre referentes de las asociaciones de ladrilleros con funcionarios del Ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia, se consiguió que durante ayer y hoy las familias de los trabajadores puedan recibir alimentos de ollas populares. En acción conjunta con los ladrilleros de diferentes zonas afectadas, estas ollas populares fueron ubicadas en ocho puntos de la ciudad. Se eligieron cuatro barrios ribereños de la zona norte y cuatro de la sur. Afirmaron que debido a que no se podrá asistir a las familias de los más de 400 obrajes, se buscará brindar ayuda en aquellas zonas más alejadas de comedores comunitarios. “

El Estado nos dio los alimentos para que cocinemos el guiso para compartir con las familias más afectadas. Es muy probable que esto se repita el fin de semana que viene, pero de todos modos esta es sólo una ayuda superficial”, refirió Abasolo.

El encargado de la asociación civil que nuclea los trabajadores del barrio Molina Punta indicó: “Al no poder sacar la materia prima del río, los trabajadores empiezan a ejercer presión a los referentes, es por eso que el viernes fuimos a Desarrollo Humano a buscar respuesta, porque sabemos que es muy probable que si los referentes no hacemos nada, los ladrilleros propongan huelgas o manifestaciones”.

Y agregó: “Nosotros seguimos insistiendo en lo mismo que pedimos el año pasado. Que el Estado nos facilite materia prima o microcréditos para poder trabajar”.s