La delegación palestina dice que las negociaciones con Israel "aún no han resuelto nada"

23

EFE

  • Un miembro palestino declaró que la sesión de este martes será decisiva.
  • Durante las conversaciones, ambas partes presentaron demandas e ideas a la parte egipcia para alcanzar un alto el fuego total y permanente.
  • La parte israelí volvió a pedir el desarme de la resistencia palestina de Gaza, la destrucción de los túnes y detener las pruebas para el lanzamiento de cohetes.

Ataque en Gaza

La delegación negociadora palestina ha anunciado este martes que la primera reunión indirecta celebrada durante la noche del lunes con representantes israelíes «no ha resuelto todavía ningún asunto», pero ha afirmado que las conversaciones fueron «serias». Israel y las milicias en Gaza cumplen la segunda jornada del alto el fuego de 72 horas decretado el lunes, mientras representantes de ambas partes continúan negociando en Egipto, donde según medio locales se han producido progresos.

Un miembro del equipo palestino declaró tras la reunión, de más de nueve horas, que la sesión que se celebará en Jerusalén este martes será decisiva. Durante las conversaciones, auspiciadas por los servicios secretos egipcios, ambas partes presentaron sus demandas e ideas a la parte egipcia para alcanzar un alto el fuego total y permanente.

La fuente, que declinó identificarse, también reveló que la parte israelí volvió a pedir el desarme de la resistencia palestina de Gaza, la destrucción de los túneles, no desarrollar las capacidades bélicas y detener las pruebas para el lanzamiento de cohetes. En concreto, la delegación palestina y el mediador egipcio rechazaron discutir esos asuntos.

Israel, por su parte, podría ampliar el perímetro marítimo en el que autoriza la pesca en Gaza de tres a seis millas náuticas, y si las condiciones de seguridad lo permiten en el futuro incluso a 12 millas, como demanda Hamás, según ha informado el diario Haaretz. Las restricciones a la bloqueada Gaza también podrían aliviarse por parte de Israel, si bien no queda claro aún si se levantará el bloqueo completamente como exigen las facciones palestinas.

El pago de los salarios de los funcionarios de Hamás, otra de las cuestiones pendientes, también goza de consenso de acuerdo a los medios, aunque Israel exige que la transferencia sea supervisada por una tercera parte que no sea Catar.

El medio electrónico Ynet precisa que existe acuerdo en que Israel autorice la entrada de materiales de construcción a Gaza, aunque bajo una estricta supervisión, y se doblará el número de camiones que entren a la Franja a través del paso de Kerem Shalom. De momento, la construcción de un puerto y aeropuerto en Gaza sigue siendo uno de los puntos de fricción. Israel rechaza esa exigencia con el argumento de que esas cuestiones deben formar parte de una solución política al conflicto entre israelíes y palestinos.

Sobre la liberación de presos, Israel habría aceptado excarcelar a aquellos que fueron detenidos nuevamente en estos meses y que habían sido puestos en libertad en 2011 en virtud de un canje de presos por el soldado israelí Guilad Shalit. No obstante, el Gobierno israelí rechazó dejar en libertad a la última tanda de presos exigida por la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en las negociaciones auspiciadas por EE UU y concluidas en marzo, una treintena de convictos encarcelados desde antes de los Acuerdos de Oslo (1993).

La cifra de palestinos muertos desde el inicio de la intervención israelí se acerca a los 2.000, la mayoría civiles y 448 de ellos niños, mientras que las víctimas israelíes ascienden a 67 fallecidos y medio millar de heridos.