La detención de Vandenbroele pone a Formosa como protagonista en la causa contra Boudou

181

Laura Muñoz, ex mujer del empresario Alejandro Vandenbroele, celebró la decisión de la Sala I de la Cámara Federal que confirmó el procesamiento del vicepresidente Amado Boudou y otros acusados por el caso Ciccone, en una operatoria a la que definió como “un negociado entramado por amigotes que querían quedar beneficiados”.

En declaraciones a TN, Muñoz afirmó que “esto se ha convertido en una película de mafiosos” y ratificó que su ex marido fue convocado por Boudou, a través de su amigo y socio José María Núñez Carmona, para participar primero de la operatoria de The Old Fund en Formosa y luego la adquisición de la quebrada imprenta Ciccone, fabricante de billetes para el Estado.

“Vandenbroele empieza a trabajar para Boudou con el tema de Formosa y ahí Boudou le manda a decir con Núñez Carmona que necesitaban a un abogado de confianza para que lleve adelante ciertas cosas; se terminó con ese primer trabajo (de la restructuración de la deuda de Formosa) y se inició después el de Ciccone”, recordó la mujer.

El testimonio de Laura Muñoz fue el que dio inicio a la investigación que involucra directamente al vicepresidente: El 6 de febrero de 2012, en la primera emisión del ciclo del periodista Jorge Lanata en radio Mitre, la mujer dio una entrevista en donde afirmó: “Mi ex esposo es el testaferro de Boudou”.

A partir de ahí se dio inicio a la causa judicial con la intervención del juez Daniel Rafecas y del fiscal Carlos Rívolo, que viajó a Mendoza a realizar un procedimiento en la ex casa de Muñoz y Vandenbroele, y luego a realizar un allanamiento en un departamento de Boudou de Puerto Madero.

Esta noticia impacta de manera directa en la provincia porque el supuesto testaferro de Amado Boudou, Alejandro Vandenbroele, firmó un preacuerdo para asesorar en el canje de la deuda pública de Formosa -por lo que cobró $ 7 millones- seis meses antes de tomar el control de la consultora The Old Fund y más de un año y medio antes de que con esa firma tomara el control de Ciccone Calcográfica .

Vandenbroele rubricó el acuerdo con Formosa el 5 de marzo de 2009, por lo que el gobernador Gildo Insfrán firmó el 24 de abril un decreto por el que ordenó al Fondo Financiero Provincial (FonFiPro) que reservara los fondos necesarios para pagarle por su asesoramiento.

El 1° de septiembre tomó el control de The Old Fund, junto con Sergio Gustavo Martínez, prófugo de la justicia norteamericana. Para esa fecha, además, Boudou ya había dejado su puesto al frente de la Anses y había sido bendecido como el nuevo ministro de Economía.

La empresa The Old Fund empezó a dar rédito de inmediato. Su factura número 0003 fue emitida por mas de 7 millones de pesos por la reestructuración de la deuda pública formoseña. Las facturas 0001 y 0002 figuran como anuladas en el formulario.

En los balances de The Old Fund, asimismo, ese dinero aparece declarado como percibido por “servicios prestados”. La plata fue depositada en el Banco Macro y retirada por ventanilla, en dólares, en varias operaciones, después de las cuales se pierde su rastro.

La historia de la contratación de Vandenbroele en Formosa comenzó en febrero de 2009, cuando presentó sus antecedentes al gobierno de Insfrán. El 5 de marzo ya estaba firmando un memorandum de entendimiento (MOU) con el FonFiPro, a cargo de Jorge Melchor.

Ese memorandum lo suscribió Vandenbroele, sin embargo, a título personal, identificado como “el consultor”. The Old Fund aún no existía entre sus planes. En ese acuerdo se destaca que el abogado monotributista iba a poner toda su “experiencia” para reestructurar la deuda y brindar asesoramiento legal y financiero. También, que podría subcontratar a terceros.

Vandenbroele explicó que para asesorar a Formosa contrató expertos por 2.265.120 pesos -a los que no identificó por su nombre-, por lo que sólo le quedaron 5.400.000 pesos, que dice invirtió en la ex Ciccone. Esto no se condice con la ruta del dinero reconstruida por la Justicia, pues está acreditada la transferencia de $2,2 millones, pero el resto del dinero salió convertido en dólares, por ventanilla del Macro.

Recién el 1° de septiembre de 2009 Vandenbroele tomó el control de The Old Fund y diez días después firmó un convenio para realizar el canje de deuda pública formoseña, ya a través de la consultora. Allí se destacaba una vez más la “gran experiencia y conocimiento en relación con la reestructuración de deuda pública y privada y en la ejecución de canjes de deuda privada” que tenían los integrantes y asesores de The Old Fund.

Más notable aún, pese a la premura demostrada para pagarle a Vandenbroele por su supuesto asesoramiento para el canje, Formosa recién obtuvo la refinanciación de su deuda seis meses más tarde, en diciembre de 2010.

Ahora por una investigación en Uruguay por parte de la Unidad de Información y Analisis por una transferencia sospechosa de 620.000 dólares en favor de Old Fund y un pedido de captura internacional, Alejandro Vandenbroele, quien era buscado por Interpol a pedido de la justicia uruguaya, fue detenido ayer por la noche por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria en la localidad mendocina de Luján de Cuyo. EL COMERCIAL.