LA DIPUTADA MOLINAS REVALORIZO LAS VIRTUDES YRIGOYENISTAS.

75

En el día del fallecimiento de don Hipolito Yrigoyen la Diputada Provincial Mirna Molinas evocó los valores del dos veces presidente de la Republica Argentina.

“Hoy es un día muy especial a nuestro sentir radical –dijo la legisladora al evocar la figura de Yirigoyen – porque se cumple un aniversario más del fallecimiento de uno de los más grandes estadistas argentinos y referente de la Unión Cívica Radical, ocurrido el 3 de julio de 1933. Es importante recordar esta fecha en un momento muy difícil para el país; un momento especial para la Argentina justo cuando un vicepresidente está siendo investigado por una sospecha de corrupción. Por eso es importante revalorizar la figura de este hombre de origen muy humilde, sobrino del fundador de nuestro partido don Leandro N. Alem. Muy joven fue nombrado jefe de policía en el barrio de Balvanera en Buenos Aires, poco después fue electo diputado provincial.”

Mirna Molinas siguió describiendo la figura de Yrigoyen comentando que luego fue profesor de Historia e Instrucción Cívica en un colegio, cargo de cuyo sueldo fue donando al hospital de niños. “La grandeza de don Hipolito Yrigoyen hace falta recalcar en forma muy puntual –dijo la diputada- cuando hacen falta figuras que nos sirvan de guía en esta sociedad que hoy dia se deja guiar por el exitismo”.

“En 1916 fue elegido Presidente de la Nación bajo las garantías la Ley Saenz Peña llevando a cabo una política reparadora. Hoy se habla de la “reparación histórica” sin tenerse en cuenta que el verdadero mentor de la reparación hacia los más desposeídos fue Yrigoyen”, recordó Molinas.

Resaltó los logros de su gobierno en materia de educación, logrando bajar la tasa de analfabetismo y promoviendo la Reforma Universitaria  para que los jóvenes ingresen a la universidad en forma gratuita, según expresó. Fue el creador de YPF para evitar los desmanes de los monopolios petroleros y trabajó denodadamente en favor de los desposeídos.

La diputada Molinas terminó su enriquecedora evocación expresando que Yrigoyen murió en la más absoluta pobreza. “Sufrió un golpe de estado que lo destituyo el 6 de setiembre de 1930 y durante el cual lo apresaron. Cuando salió en libertad encontró su casa saqueada. Yrigoyen murió muy pobre –dijo Mirna Molinas- y la Argentina había perdido uno de los hombres mas honestos, más probos, virtudes que tanta falta hace en estos tiempos…” expresó.