La Justicia autorizó a difundir un video erótico de la modelo Déborah del Valle.

235

Déborah del Valle está quebrada y no puede parar de llorar. Ayer la Sala B de la Cámara Civil conformada por los jueces Mauricio Luis Mizrahi, Omar Díaz Solimine y Claudio Ramos Feijoo falló a favor de Google y habilitó al buscador a que mantenga en la web links a sitios con videos e imágenes de contenido sexual que protagoniza Déborah.

Del Valle explica que las imagenes fueron realizadas sin su consentimiento y bajo el ejercicio de la violencia del género con quien entonces era su pareja y otro acompañante.

Deborah del Valle cuestionó la revocación de la cautelar que permitió que se difundan nuevamente por internet estas imagenes que atentan contra su intimidad. Contó que su ex pareja la golpeaba.

La cautelar vigente inhibía a los buscadores Yahoo, Bing y Google a emitirlas. Pero la interpretación de sala B fue en otro sentido y reabrió el grifo para las imagenes de alto voltaje.

El fallo de la sala B dice que como ella había participado en una producción erótica de Playboy TV, el video que pedía que bajaran no pertenece a su ámbito privado y, por lo tanto, no es íntimo.

Del Valle demandó en 2013 a Google y también a Yahoo SRL y a Bing, de Microsoft de Argentina. A partir de allí tuvo que abandonar el país, porque se sintió expuesta y perseguida.

Fue bailarina de Jorge Ginzburg y desde hace varios años confiesa estar en tratamiento psiquiátrico