La Justicia investiga si hubo incumplimiento del aforo en el acto de Alberto Fernández en Nueva Chicago

82

El Presidente participó este jueves en un plenario multitudinario organizado por los movimientos sociales. La fiscal Celsa Ramírez busca determinar si se violaron la restricciones por el coronavirus.

Alberto Fernández participó este jueves en un acto multitudinario organizado por los movimientos sociales afines al oficialismo en el estado del club Nueva Chicago. Otra vez, una actividad de la que participa el Presidente quedó bajo la mira de la Justicia por la supuesta violación de las restricciones frente al coronavirus. La fiscal Celsa Ramírez, a cargo de la fiscalía especializada en eventos masivos investigará si el acto oficialista cumplió con el aforo permitido.

Así lo informó el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires. “Los artículos que se investigan son el 205 y 239 del Código Penal, relativos a la violación de medidas contra las pandemias y resistencia a la autoridad, respectivamente”, se comunicó oficialmente. La pena es de seis meses a dos años de prisión, y de 15 días a un año de prisión, respectivamente.

La investigación quedó a cargo de la fiscal Celsa Ramirez que también investiga si Vélez y River superaron el aforo del 50% permitido por el decreto presidencial en los partidos del fin de semana en sus estadios.

“Cabe destacar que según el decreto presidencial, el aforo permitido en estadios es del 50% y que los presidentes de las comisiones directivas de los clubes River y Vélez recibieron imputaciones luego de los partidos disputados el último fin de semana”, comunicó el Ministerio Público Fiscal.

Según sostuvieron referentes de las organizaciones sociales que convocaron al acto en Nueva Chicago, la asistencia no superó las 15.000 personas. Algunas estimaciones señalan que hubo entre 30.000 y 40.000 militantes entre el campo de juego y las tribunas. El estadio tiene una capacidad para 29.000 espectadores.

Qué dice el decreto nacional sobre el aforo en “eventos masivos”, cuál es la norma en la Ciudad de Buenos Aires y cuál es la respuesta de los movimientos sociales
Efectivamente, el decreto presidencial que rige desde el 1° de octubre, establece restricciones para los eventos masivos de más de 1000 personas:

Los que se realicen en espacios cerrados podrán utilizar, como máximo, el 50% de la capacidad autorizada y deberán requerir a las personas que concurran, que cuenten con esquema completo de vacunación ocurrido al menos 14 días antes del evento, o al menos una dosis de vacuna más test diagnóstico negativo realizado con una antelación no mayor a 48 horas.

Los que se realicen en espacios al aire libre podrán utilizar, como máximo, el 50% de la capacidad autorizada y deberán requerir a las personas concurrentes mayores de 18 años que cuenten con, al menos, una dosis de vacuna aplicada, como mínimo, con una antelación de 14 días antes del evento.

El estadio de Nueva Chicago quedó absolutamente repleto de militantes, sin señales de limitaciones de aforo para el acto del que participa Alberto Fernández (Foto: Captura TN).
El estadio de Nueva Chicago quedó absolutamente repleto de militantes, sin señales de limitaciones de aforo para el acto del que participa Alberto Fernández (Foto: Captura TN).
Sin embargo, considerando que no se trató de un partido de futbol o evento deportivo, existe una disposición de la Ciudad de Buenos Aires, que difiere con el decreto nacional, y establece que los “eventos masivos” están permitidos “sin aforo y tope de 6000 personas tanto en interior como en exterior, con recomendación de distancia”.

No hay claridad al respecto: referentes de los movimientos sociales aseguran que se respetó el aforo y que en la cancha de Nueva Chicago no hubo más de 15.000 personas: “Lo acordamos con el Gobierno porteño, como cada vez que hacemos un acto en la Ciudad. Si no, hubiéramos metido más de 30.000 personas”, sostuvo un importante dirigente piquetero.

En el Gobierno de CABA niegan que haya habido ningún acuerdo sobre el aforo y que existe normativa vigente que regula cuánta gente puede participar de cada actividad. “Tendrá que analizarlo la Justicia”, concluyó un funcionario porteño. (tn.com)