La ola de calor se intensifica en la provincia, ayer colapsó el sistema energético.

206
Una jornada agobiante de calor repitió ayer las temperaturas del día jueves sin embargo está vez el gigantesco horno en que se transformó la ciudad se tornó más irrespirable aún por el viento norte y las calles se volvieron un desierto en horas de la siesta.
46 grados mostraban la mayoría de los distintos carteles o visores digitales en la calle y en los autos. La única forma de ponerse a resguardo era entrando a los locales con aire acondicionado y quedarse un instante largo para superar el ahogo.

Con la llegada de la siesta la ola de calor fue acompañada por un repentino corte de luz, preanunciado por varios bajones de tensión y la situación se volvió desesperante. Vecinos saliendo a buscar algo de viento a los lugares con sombra pero volviendo rápidamente hacia el interior de sus hogares, otros que tuvieron que movilizarse de la peor manera en los colectivos de la empresa “Ciudad de Formosa”, que por un capricho de sus “gerentes” funcionan si encender los aires acondicionados, la pasaron realmente mal.

Los colegios que no daban abasto con la refrigeración de sus aulas y ante el corte de luz trataron de llevar los alumnos hacia la parte más fresca en la sombra de los edificios.

Como los niños, quienes más sufren son los adultos mayores y muchos optaron por sentarse en sus patios con agua fresca sin embargo el clima cambió y las siestas ya no son las de antes.

Varios de los comercios que tuvieron problemas con la energía pudieron de alguna manera resguardar la cadena de frío en productos cárnicos pero otro vaticinaron un verano “negro” si esto continúa sucediendo.

En el interior de la provincia la cosa fue peor, los cortes duraron horas y casi periódicamente se repiten precisamente en momentos de descanso, por la noche o por la siesta.

Varios locales comerciales se quejaron porque recibieron la carga de aguas y gaseosas muy tarde por el exceso de pedidos y no pudieron llegar a enfriar casi nada por lo que implicó el corte de energía y el excesivo calor. Por continuidad quienes se acercaban buscando algo fresco que tomar se encontraban con un problema accesorio.

Algo que también sucede con las altas temperaturas son las quemas descontroladas de los pastos en cercanía de las rutas y esto lamentablemente ocurre debido a la irresponsabilidad de personas que no toman en cuenta clima. La humareda producida después suele cruzar la ruta y puede provocar accidentes debido a la pérdida de visibilidad.

Ante este panorama siempre recomiendas tener presente las recomendaciones difundidas para evitar descompensaciones y golpes de calor provocados por las altas temperaturas. Se estima que las condiciones meteorológicas seguirán igual hasta el día domingo y finalmente el lunes habrá tormenta aunque con las mismas temperaturas por lo que los días que continúan serán similares al día de ayer. EL COMERCIAL – Formosa.