La oposición volvió a reclamarle a Amado Boudou que pida licencia.

14

En el inicio del debate por la reforma de la ley petrolera, el arco opositor reiteró sus cuestionamientos cara a cara al vicepresidente. «Pida licencia, por favor», le dijo Gerardo Morales.  La nueva Ley de Hidrocarburos se aprobaría esta tarde

El kirchnerismo confía en aprobar en el recinto del Senado el proyecto de reforma de la Ley de Hidrocarburos, con lo que se busca adaptar la legislación a las nuevas formas de producción no convencionales de petróleo y gas natural, así como la exploración y explotación de ese recursos en áreas off shore.

Para ello, el oficialismo pidió una sesión especial con ese único tema. En principio, la iniciativa tendría sólo el acompañamiento del bloque de senadores del Frente Para la Victoria-PJ y sus tradicionales aliados, ya que la oposición votaría en contra, según lo adelantaron los integrantes del FAP-UNEN y el representante del Movimiento Popular Neuquino y jefe del sindicato de petroleros privados de esa provincia, Guillermo Pereyra.

Como en cada ocasión, antes de que comenzara el debate la oposición cuestionó la presencia de Amado Boudou, quien se sentó en el estrado en su rol de presidente de la Cámara alta.

El miércoles pasado, el oficialismo consiguió firmar el dictamen a favor de la iniciativa en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales; de Minería Energía y Combustibles y de Presupuesto y Hacienda, luego de dos jornadas de debate por las que pasaron el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini; el ministro de Planificación, Julio De Vido; la secretaria de Energía, Mariana Matranga, y el CEO de YPF, Miguel Galuccio, entre otros.

En su intervención, Galuccio defendió el proyecto y dijo: «No está pensado exclusivamente para YPF, está pensado para la Argentina porque impacta en la inversión, pone en valor reservorios provinciales, generará renta y puestos de trabajo, y permitirá recuperar producción y reservas hacia el autoabastecimiento».

Mientras, Matranga había apuntado que «los recursos de crudo y gas de yacimientos no convencionales son una piedra fundamental para acelerar el camino hacia el autoabastecimiento» y estimó que en la Argentina existe «un gran potencial para el off shore pero debemos corroborarlo».

La oposición, por su parte, había pedido la presencia de los ex secretarios de Energía, Daniel Montamat y Jorge Lapeña, quienes cuestionaron la iniciativa. Montamat, ex funcionario delarruista, consideró que el proyecto debería contemplar «una mayor competencia entre las empresas al momento de considerarse una prórroga de las concesiones de explotación de los yacimientos» y advirtió que si no se hace un proyecto competitivo todo «queda limitado a la relación de quien está con la concesión con el gobierno de turno».

Lapeña, ex secretario alfonsinista, opinó que «la Argentina está en una crisis estructural en materia energética, con factor principal en los hidrocarburos», y aunque se pronunció a favor de modificar la Ley 17.319, dijo que «con esta ley se puede mejorar la situación de YPF pero no resolver el problema energético del país».

La propuesta contempla permisos para producir hidrocarburos no convencionales por 35 años, que pueden extenderse por períodos adicionales de 10 años, con incrementos de la regalías a las provincias hasta 18 por ciento.

(Infobae)

Comentarios

Comentarios