La tensión se dispara en los altos del Golán: intercambios de proyectiles entre Israel y Hizbulá

164

AGENCIAS

  • Israel ha atacado, según su versión, en respuesta a proyectiles lanzados desde el otro lado de la frontera, feudo del grupo Hizbulá.
  • El ejército asegura que un tanque fue alcanzado por un misil.
  • Hizbulá ha reivinciado el ataque.
  • El Estado Mayor hebreo convoca una reunión de urgencia.

Baterías israelíes en los altos del Golán

Fuerzas israelíes lanzaron este miércoles varios cohetes contra el sur del Líbano en una nueva escalada de violencia en la zona, tras los ataques de los últimos días en los altos del Golán, informó la Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN).

La agencia señaló que la «infantería de la ocupación», en alusión a Israel, atacó las inmediaciones de las zonas de Al Mayedia, Kafar Shuba, Al Abasiya y Al Uazani, ubicadas en el sur del territorio libanés, considerado feudo del grupo chií libanés Hizbulá.

El Ejército israelí asegura que dichos disparos respondían a proyectiles disparados desde el otro lado de la frontera contra un tropas hebreas.

Un convoy del Ejército israelí fue atacado desde territorio libanés en un incidente que sigue a los bombardeos mutuos de las últimas 24 horas a ambos lados de la frontera israelo-siria. Hizbulá ha reivindicado este ataque, en respuesta a la muerte de unos milicianos muertos hace unas semanas en un bombarde israelí.

Fuerzas del Ejército israelí han sido llamadas a desplegarse en las fronteras del norte del país después de que, según medios locales, un tanque fuera alcanzado aparentemente por un misil antitanque a lo largo de la frontera con Líbano poco antes del mediodía.

El Ejército israelí precisó en otro comunicado que un mortero alcanzó una posición militar, y que está evacuando a los civiles del lugar y cerrando los accesos a la zona.

Reunión urgente del Estado Mayor

El jefe del Estado Mayor, general Beny Gantz, ha convocado una reunión con carácter urgencia para analizar el intercambio de fuego en la frontera norte.

Las carreteras del norte del país han sido cerradas tras el suceso, que se registró en Har Dov, en la meseta del Golán ocupada por Israel desde 1967, y frente al territorio libanés y próximo a Siria.