La UCR acordó «ratificar la construcción de UNEN» y avaló acuerdos políticos en las provincias.

247

La UCR resolvió hoy, en un cónclave de más de seis horas realizado en San Fernando, cerrar, por ahora, la puerta a un acuerdo con Pro y con el Frente Renovador (FR) a nivel nacional y ratificó al Frente Amplio Unen (FAU) como marco de alianzas del partido.

Al mismo tiempo, en el documento, que difundieron luego de la reunión, pidieron que se respeten las autonomías provinciales para concretar acuerdos locales con otras fuerzas, como el massismo y el Pro, con el objetivo de «fortalecer la territorialidad de la UCR». Y pidió respaldar «una fórmula presidencial encabezada por el radicalismo».

Así quedó expresado en un documento de cinco puntos, que contó con el consenso de los casi 100 dirigentes reunidos en el complejo naútico de Punta Chica y en el que coincidieron los precandidatos presidenciales Ernesto Sanz y Julio Cobos .

El primero de los puntos del documento reza: «Ratificar la construcción de UNEN, redefiniendo su conducción, sus reglas de funcionamiento e institucionalidad con el objetivo de su fortalecimiento».

Y sigue: «Fortalecer la territorialidad de la UCR. Para ello, las provincias- ejerciendo una autonomía concertada con el Comité nacional- podrán realizar los acuerdos necesarios para apoyar las candidaturas radicales a las gobernaciones».

Además, la UCR convocó a la Convención Nacional partidaria «en el plazo más breve posible».

POSTURAS

De esta manera se impuso la postura de Julio Cobos precandidato presidencial del radicalismo que pugnaba por fortalecer el espacio de UNEN. Previo a la reunión había internas dentro del bloque sobre que pasos tomar de cara a las elecciones del año próximo, que quedaron relegadas.:

  • Sanz defiende una alianza con Pro como clave para asegurar triunfos en las provincias, más bancas en el Congreso y mayor competitividad en la carrera presidencial;
  • En un segundo grupo cierran filas los impulsores de arreglar con Massa. Se trata de dos de los candidatos a gobernador con más chances de desbancar al kirchnerismo en sus provincias: el jujeño Gerardo Morales y el tucumano José Cano. FUENTE: LA NACION.