La UE acuerda las cuotas de especies de aguas profundas con el rechazo de España y Portugal

205

EFE

  • El acuerdo, firmado en un Consejo de Ministros Europeos de Pesca, incluye una ligera reducción en el recorte impuesto al besugo del sur, una especie fundamental para la flota española.
  • La consejera de Agricultura y Pesca de Andalucía comentó que «vamos a seguir peleando, porque me parece injusto»

Pesca

La Unión Europea (UE) ha llegado a un acuerdo político sobre los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas de las especies de aguas profundas para 2015 y 2016, con el voto en contra de España y Portugal. El acuerdo, logrado en un Consejo de ministros europeos de Pesca, incluye una ligera reducción en el recorte impuesto al besugo del sur, una especie importante para la flota española.

Para esa pesquería en aguas del Golfo de Cádiz la Comisión Europea (CE) proponía una rebaja del 62% en 2015 y 2016, mientras que el acuerdo logrado limitó el recorte al 52% para el primer año y al 51% para el segundo.

En el caso del besugo en aguas del Cantábrico, se logró rebajar el recorte propuesto por la CE del 20% al 5%, mientras que para el besugo en aguas de las Azores, la rebaja se redujo del 34 % al 25 %.

Por otra parte, en el caso del sable negro o espadilla en aguas del Cantábrico la rebaja propuesta del -14% quedó finalmente en el mantenimiento del status quo, mientras que en aguas del norte, la cuota se redujo del -20% al -8%.

El granadero en los caladeros nacionales, para el que se pedía una reducción del 20%, finalmente sufrirá un recorte del 10%. Por último, la cuota de la brótola de fango, para la que se pedía un aumento del 10 %, subirá al 20% en aguas del Golfo de Vizcaya y el Cantábrico el primer año y se mantendrá en 2016.

La consejera de Agricultura y Pesca de Andalucía, Elena Víboras, dijo en declaraciones a la prensa al término de la reunión que la Unión Europea «se ha portado mal con España y con Andalucía» al sacar adelante el acuerdo. Añadió que ni España ni Andalucía «puede estar satisfechas con este acuerdo».

«Tanto España como Andalucía nos hemos defendido de manera potente pero la UE no ha querido en esta ocasión; y sin embargo ha aceptado las pretensiones y las peticiones que se han hecho por parte del resto» de los Estados miembros que tienen intereses costeros, indicó la consejera.

Víboras aseguró que España durante el Consejo de ministros «ha hecho una critica muy dura, bien hecha, que la ha apoyado exclusivamente Portugal».

«Pero tengo que decir que vamos a seguir peleando, porque me parece injusto», señaló la consejera andaluza que denunció que «no ha habido seriedad, ha sido arbitrario», y consideró que España ha sufrido un «trato discriminatorio». Sobre las consecuencias del pacto, dijo que habrá que ver el impacto sobre los pescadores que capturan el besugo del sur, ya que «con un 52% de disminución, es muy complicado».

Al inicio de la reunión, la titular española de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, afirmó en declaraciones a la prensa que la propuesta preparada por la ex comisaria europea de Pesca, María Damanaki, incluía «unos recortes importantes».