Las calles con barro y agua acumulada, una postal que se repite tras las lluvias

171

Las inclemencias climáti­cas volvieron a dejar a algu­nos barrios con mucho barro y se esperan precipitaciones y tiempo inestable hasta el domingo con temperaturas que van de los 22 grados de mínima y 36 grados de máxima. Los inconvenien­tes en las calles de tierra si bien no fueron importantes como en otras oportunida­des, dejan nuevamente al descubierto la falta de obras principalmente en las zonas más alejadas.

Los barrios que eviden­ciaron mayor cantidad de barro y gran cantidad de agua acumulada fueron: San Roque, San Antonio, Seran­tes, Jardín, Esperanza, Pira­yuí y Doctor Montaña. Los vecinos aseguran que con cada lluvia las calles se vuel­ven intransitables y que la intervención del Municipio no logra mitigar los proble­mas en este aspecto.

El inconveniente que tie­nen muchos vecinos es que las calles son muy arcillosas, por lo que con cada lluvia el barro es tal que provoca que los vehículos patinen y se deslicen hacia los zan­jones. Pese a los reclamos que ya vienen desde hace más de 6 meses, hasta el momento no hay solucio­nes aparentes y mientras tanto las dificultades con­tinúan perjudicando a los vecinos de los barrios perifé­ricos de la ciudad.

“Hace años que venimos pidiendo que se haga el enri­piado de las calles, porque se vuelven intransitables y ape­nas llueve tenemos barro de lado a lado”, resaltó una veci­na del barrio Jardín. Y agregó: “Queremos que el Municipio tome cartas en el asunto, no puede ser que no podamos entrar ni salir con vehículos y si salimos a pie tenemos que andar con botas como si viviéramos en el campo”.

En el microcentro el agua corrió rápido y ninguna ca­lle quedó anegada por mu­cho tiempo, ya que la lluvia no fue prolongada, pero en calles como España y 3 de Abril, Córdoba y Quintana, entre otras intersecciones, hubo poco tiempo de acu­mulación de agua. Lo cierto es que en los próximos días, según el Servicio Meteoro­lógico Nacional, continuaría la inestabilidad, probabili­dades de lluvias y tormentas y temperaturas elevadas que llegarían a los 36 grados, por lo que el calor y la humedad serán intensos en la ciudad y durarán varios días. 

Piden enripiado  

Vecinos del barrio Pirayuí aseguran que hace más de un año vienen reclamando el mejoramiento de ca­lles y que hasta el momento no tienen soluciones, sólo promesas. En este sentido, aseguran que piden que se haga el enripiado, al menos en la calle principal para comenzar y que luego se continúe con las demás calles del barrio que constantemente están en mal estado por las lluvias.

Los barrios periféricos de la ciudad son los más perjudicados cada vez que llueve, por el barro y el agua que se acumula.

Pese a las promesas, la avenida Las Heras se sigue inundando

Si bien hace unos meses la Municipalidad prometió que se colocarían desagües en la avenida Las Heras, las inclemencias climáti­cas de ayer dejaron nuevamente en eviden­cia la falta de obras en el barrio Colombia Granaderos. El asfalto de esta avenida de­mandó una inversión de $7,2 millones, me­jorando la interconexión y amplió servicios básicos en los barrios Colombia Granaderos, Unión, Santa Rosa, Santa Teresita, Villa Chi­quita y Tambor de Tacuarí.

Lo cierto es que a cinco meses de su in­auguración, de la que participaron el in­tendente de la ciudad, Fabián Ríos; el jefe de Gabinete nacional, Jorge Capitanich, y el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mauricio Espínola, aún no se hicieron des­agües. Según mencionaron los vecinos de la zona, desde que se inauguró es una avenida que se inunda rápidamente con poca canti­dad de lluvia.

Aseguran que no sólo hay problemas por la falta de desagües, sino que los contene­dores municipales constantemente están llenos y la basura termina en el suelo provo­cando más problemas. s