Las reservas cayeron USD 118 millones y están en su monto mínimo del año

122

El Banco Central hace esfuerzos enormes para que la divisa no pase de los 16 pesos en el mercado libre.

Los compradores de dólar «ahorro» se llevaron 21,5 millones con autorización de la AFIP. A esto hay que sumarle entre 2,5 y 3 millones que se le venden a los que viajan al exterior y lo que se gira para pagar las tarjetas de crédito de esos viajeros.

Por otra parte, en el Forex-MAE, la principal plaza de cambios mayorista, donde siguen ausentes los exportadores, hubo que satisfacer la demanda de los importadores. La mesa de dinero del Banco Central vendió 70 millones y en tres días de la semana se desprendió de 235 millones.

Lo cierto es que la suba del oro no pudo ser usufructuada porque bajó el euro. Las reservas ante esta situación se revaluaron 7 millones de dólares.

Por otra parte, hubo que pagar USD 155 millones al Banco Mundial, se canceló deuda de las provincias con el exterior por 19 millones, se le giraron 31 millones al Tesoro para que salde importaciones de energía y se compensó a Brasil con 2 millones.

Las reservas sintieron el castigo y bajaron 118 millones a 27.629 millones de dólares. Es el nivel más bajo desde el 29 de octubre de 2014, antes de que se comenzaran a activar los tramos del «swap» con el Banco Central de China, que aportaron yuanes por USD 11.000 millones a los activos internacionales.

El dólar libre subió un centavo a 15,83 pesos. El mercado no tuvo movimiento porque las grandes manos están ocupadas en hacerse de bonos en dólares o en pesos pero atados a la suerte del dólar oficial. Los primeros son los más conservadores que saben que tienen una elevada tasa de retorno en dólares asegurada. Los segundos apuestan a la devaluación y por eso se vuelcan a los papeles llamados «dollar linked».

Por caso, quien tiene Bonar 2024, un bono en dólares con legislación argentina, cobra cada seis meses una tasa de 4,375 por ciento en dólares billete. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE) los negocios en bonos de la deuda crecieron a 1.920 millones de pesos.

Los más buscados fueron el Bonar X que vence en 2017 que paga intereses por 223 millones de dólares. Este papel negocio 270 millones de pesos y tuvo una suba de más de 3 por ciento, pero si se ajusta el cálculo porque cotizó ex cupón, esa alza se transforma en 0,5 por ciento.

El Bonar 2024 (+1,16%), se ha convertido en un gran negocio. Reinvirtiendo en el mismo bono los intereses en dólares que se cobran semestralmente, dan una ganancia anual de 9,32 por ciento. Medidos en dólares libres, el bono cotiza por debajo de la par. No hay título en el mundo que tenga un rendimiento tan elevado.

Los bonos atados al dólar oficial, también fueron buscados por los que apuestan a una fuerte devaluación. El Bonar 16 negoció 225 millones de pesos y subió 0,66 por ciento. (EXPRES DIARIO)