Lluvia y música de protesta en el cierre de la Fiesta Nacional del Teatro

259

La lluvia fue un elemento que no se había tenido en cuenta, como tampoco que el público la resistiera y si­guiera firme a la espera del espectáculo que daría por cerrada la 29ª Fiesta Nacio­nal del Teatro que se realizó del 2 al 11 de mayo en Jujuy. Del encuentro cultural par­ticiparon 17 mil espectado­res, lo que sin lugar a dudas es una cifra más que acepta­ble. Quizás por ello, en cada uno de los breves discursos de la última velada agrade­cieron no sólo a los elencos participantes sino a los asis­tentes que dieron un marco especial a la fiesta.

Fueron esos mismos es­pectadores los que no per­mitieron a los funcionarios y representantes del Institu­to Nacional del Teatro ofre­cer el discurso final. Esperar bajo la lluvia pareciera que era aceptable para escuchar lo que la murga “La Tras­nochada” de Uruguay tenía para decirles, pero no a los funcionarios. Silbidos en todos los tonos fueron apa­gando las ganas de decir más y sólo se limitaron a agrade­cer. Fue tal la sensación de rechazo por parte del públi­co que el director ejecutivo del INT, Guillermo Parodi, ni siquiera pudo anunciar que la edición número 30 -2015- se realizará en la provincia de La Pampa. Con referencia a ello, los miembros del Ins­tituto explicaron a NORTE de Corrientes que se trata de un acontecimiento más que importante porque hace muchos años que esta noti­cia se tenía meses después de finalizada la fiesta. Es más, Jujuy recién se enteró de que sería la sede en di­ciembre de 2013. El hecho de que La Pampa ya conozca la decisión les permitirá, sin lugar a dudas, trabajar con mayor tranquilidad tenien­do en cuenta que se trata de un encuentro que concentra a poco más de 400 personas de todo el país con sus res­pectivas técnicas de acuerdo a las obras que presenten.

Así, la murga de Uru­guay que puso en escena “La esencia”, lo hizo en el patio de la Escuela Normal de Jujuy y por ende frente a sus integrantes no sólo tenían un buen número de espectadores sino también varios paraguas, camperas con capucha y todos aque­llos elementos que pudieran resguardar de la incesante llovizna que venía acompa­ñada de baja temperatura.

De todas maneras el es­pectáculo fue más que inte­resante y el público esperó estoico hasta el final, opor­tunidad en la que incluso los integrantes de la murga -en agradecimiento a quie­nes tuvieron la valentía de acompañarlos pese al mal tiempo- compartieron los últimos acordes junto a la gente, que agradeció este espectáculo que du­rante casi una hora ofreció marchas y protestas, un guiño para pensar en temas actuales que compe­ten a todos. s

LOS PARAGUAS FUERON UNA FOTOGRAFÍA CONSTANTE EN EL CIERRE DEL ENCUENTRO.

“LA TRASNOCHADA” Y SU MÚSICA DE PROTESTA.