Los chistes de Martín

29

 

Entra un borracho a un templo Evangélico, al verlo entrar, el Pastor lo señala, y le grita : Queremos tu testimonio hermano.!!
– Y el borracho contesta: He vuelto a caminar.:!!He vuelto a caminar!!!
– El pastor contesta: Eso es gracias a la Obra de Dios ..!
– Nooooo,…Eso es por culpa del hijo de remil… que me afanó la bicicleta…!!

Un día en las cunas de una maternidad estaban tres bebés y uno de ellos se miró debajo de la sábana y feliz dijo:
-¡Soy nena!
Otro hizo lo mismo, y grito:
¡Soy nene!
Finalmente, el tercero se miró y dijo tristemente:
-¡Yo no sé que soy!
-¿Por qué?, preguntaron los otros.
Y el bebé respondió:
-Porque tengo los escarpines AMARILLOS!!!

________________________________________————-

Yo tengo un amigo muy bobo, en realidad varios, pero este en particular, un día consiguió un trabajo de taxista.Subió un tipo y le dijo:
– Llévame donde hayan muchas minas que quieran salir.
Mi amigo lo llevo… a cárcel de mujeres !!!

La empleada se queja al jefe :
«Jefe,Miguel me acosa sexualmente en el trabajo»! 
Ah si?…… y que te dice?
«Me dice que rico olor tengo en el pelo !»
Martha pero eso no es acoso!
Si jefe pero acuérdese que Miguel es enano!!!

El marido llega a casa y encuentra un hombre debajo de su cama.
Furioso pregunta a su mujer:
-¿Qué hace este hombre debajo de mi cama?
-Abajo no sé, ¡pero arriba hace maravillas!

Llega una mujer a un restaurante y le dice al mozo:
– Traiga una tira de asado al cabrón.
– ¿No será al carbón? – dice el mozo.
– No, al cabrón de mi marido que ahí viene. 

Mi primo tiene un auto tan hecho bosta que cuando saca la mano para doblar, los trapitos le ponen monedas.

—¡Policia!

—¿Qué le pasa?

 —¡Dos mujeres se están peleando por mí!

 —¿Y por qué necesita ayuda?

—¡Porque la fea va ganando!

-Doctor, doctor, tengo problemas. Tengo un testículo de hierro y el otro de madera.

 -¿Y tiene hijos?

 -Sí, dos…… Robocop y Pinocho…

– ¿Para quién es esa carta?, – le dice el director de un manicomio a un loco que está escribiendo.
– Para mí mismo.
– Ah, que bien… ¿Y qué te contás?
– ¡No se!. Si todavía no me llegó! 

 

Una mujer lleva a un bebé recién nacido al doctor. La enfermera los hace pasar al consultorio. Cuando el médico se presenta, examina al niño, lo pesa  y descubre que esta debajo del peso normal.
Pregunta si lo alimenta con biberón o con el seno materno.
– Seno materno -responde la señora.
– Por favor señora -dice el doctor -descúbrase los pechos.
La mujer obedece, y el médico toca, aprieta, palpa y oprime ambos pechos, en un examen detallado.
Luego le indica a la señora que se cubra y le dice:
– Con razón el niño pesa poco. Señora, ¡usted no tiene leche!
– Ya lo sé. Yo soy la abuela– ¡pero estoy tan contenta de haber venido! 

– Doctor, doctor, ¿qué puedo hacer para que me hijo no se orine en la cama?

– Que duerma en el baño. 

………………………………………..

Un marido va a buscar a su mujer cuando salía del médico.

Al verla le pregunta:

– Maru ¿qué te dijo el médico?

A lo que la mujer le responde:

– Ahora no me acuerdo, no se si dijo que tengo los ovarios jodidos o que me han jodido varios.

 

 

Una mujer llega al consultorio y le dice al médico:
– Doctor!, Usted sabe que me parece que estoy embarazada.
El doctor la revisa, y le responde:
– No señora, lo que usted tiene son gases!!!
La señora se va y vuelve a la semana, y el médico le vuelve a decir que no está embarazada y que lo que tiene son gases.Y  asi en cada consulta..son gases.son gases.
A los dos años, el medico se cruza a la señora, la ve con gemelos y le pregunta:
– SEÑORA!, como le va, son suyos esos nenitos?
– Sí, pero para usted deben ser
DOS  PEDOS DISFRAZADOS DE MARINERITOS!!! 

 

Ella tenía dos deseos finales.
Primero, quería ser cremada. Y segundo, ella quería que sus cenizas fueran esparcidas por el Shoping.
– ¿Por qué en el Shoping? – le preguntaron.
– Para estar segura de que mis hijas me visitaran por lo menos dos veces por semana… 

– Mamá, mamá… ¿los sapos usan anteojos?
– No, nene.
– Entoces la abuela se cayó en la zanja! 

 

  1. El hombre llega totalmente borracho y su hijo le dice en tono de broma:
    – ¡Papá, que linda borrachera que traes!
    El padre contesta:
    – Linda?.. Ya vas a ver como tu madre le encuentra algún defecto.