Los formoseños no pueden cubrir los alimentos necesarios por el incremento de precios

20

La suba constante de precios en la mercadería es una realidad que atraviesa a todo el país, complicando la economía familiar sobre todo de las familias de bajos recursos, los clientes formoseños quienes señalaron que hay productos sobre todo los cárnicos y los lácteos que dejaron de comprar debido al reiterado aumento de precios que poseen.

Además aseguraron que por la suba de precios, por ejemplo en la yerba o la leche, optan por comprar segundas marcas que son más económicas, aunque esto no evita que “llegar a fin de mes” siga siendo muy difícil.

“Suben los precios todo el tiempo, sobre todo de la leche, la yerba lo mismo, todas las cosas que son esenciales aumentaron. Yo llevo apenas tres bolsitas de mercadería y gasté 6 mil pesos, imposible llenar un changuito, incluso no llevo algunas cosas, hay mercadería que dejé de comprar porque no me alcanza, hay que rebuscarse”, expresó una vecina consultada.

“La carne está imposible de comprar, hay que saber comprar para llevar, yogur, dulce de leche no consumo pero leche sí o sí tengo que comprar, eso no le hago faltar a mis hijos”, acotó.

Contó además que mensualmente “gasto unos 20 mil pesos en mercadería, lo que pasa es que semanalmente compramos por importe de 5 mil pesos y lo que nos ayuda es la Tarjeta Alimentar, puedo comprar algo más con eso, lo que me falta compro después con la tarjeta, solo tengo una hija menor y por ella me pagan 6 mil pesos, me ayuda algo. Yo trabajo con mi marido, gracias a eso más o menos llegamos a fin de mes”.

“Todos los días aumenta la mercadería, en mi caso por mes suelo gastar bastante, este mes gasté el triple de lo que gasté el mes pasado, vamos buscando ofertas, lo que podemos comprar ya llevamos, hoy en día ya no llevamos nada de marca, buscamos marcas que podamos pagar, es para lo único que alcanza, con los impuestos que tenemos tan caros se pelea, llegamos a fin de mes pero arañando”, explicó otra mujer.

“Todo está caro, muy difícil de comprar, yo controlo y hay diferentes precios cada mes e incluso cada semana. Uno va eligiendo qué comprar, lo que no esencial dejo, nosotros como familia dejamos de comprar muchas cosas que están caras sobre todo la yerba, fideos, eso va cambiando de precios lo mismo la leche y otros lácteos, todo tiene diferentes precios. Así como estamos llegamos a fin de mes pero sufriendo, no queda otra que trabajar para salir adelante y encima se complica por la pandemia que apenas podemos trabajar”, dijo otra vecina.

“Todo sube de precios, es impresionante, muchos dicen que hay aumentos del 3% pero yo diría que del 10%, además otro problema que tenemos es la falta de moneda, todo redondean para su favor, si nos ponemos a sumar los centavos es pérdida, por ejemplo compré una yerba a 227 pesos y me redondearon a $230, cambio ya no hay, esos 3 pesos ya quedan en el olvido”, dijo otro vecino.

“Soy trabajador independiente, compramos día a día pero la estoy pasando mal, el trabajador normal en la calle está fundido, más por el tema de las restricciones, se entiende pero hay que ser un poquito coherente, está mal la cosa, cada vez peor. Incluso dejé de comprar productos que antes compraba, ropa o calzado ya no porque no cierran los números, uno va dejando de lado esas cosas”, subrayó otro vecino..

“Ya nos olvidamos de la gaseosa, hay que tomar agua, ni jugo ni nada, estirar y un domingo capaz darse un gusto con un vinito y nada más pero también subió y es complicado. Llegamos a fin de mes arañando el fondo de la olla, si no pegan un volantazo en un par de meses esto va a empeorar, uno no quisiera pero es la realidad, está complicado”, expresó sobre las decisiones que toma el gobierno nacional. (diariopinion.com)