Los nervios de la ex ministra de Economía de Formosa por Boudou y Vandenbroele

209

La relación entre el vicepresidente Amado Boudou, el monotributista Alejandro Vandenbroele, la firma The Old Fund y la provincia de Formosa, que le pagó a esa empresa más de 7 millones de pesos por asesorar en la reestructuración de su deuda, sigue arrojando puntos oscuros en el caso Ciccone.

Es más, el tópico deja sin palabras a los funcionarios de Gildo Insfrán, el eterno gobernador de esa provincia.

Eso pasó con la diputada nacional Inés Lotto de Vecchietti, ex ministra de Economía formoseña, que se quedó muda cuando en una radio local, sin que lo esperase, le hicieron una pregunta sencilla: «¿Usted conoce a Alejandro Vandenbroele? ¿Mantuvo algún encuentro con él?«.

«Ehh, no, no, lo que está en investigación, está todo en la Justicia«, contestó algo nerviosa al programa «Algo está pasando» de la 101.9, conducido por Fernando López y Karen Jeandrevin.

Cuando insistieron en indagar sobre si había mantenido encuentros con el hombre que está señalado como supuesto testaferro de Boudou, volvió a titubear: «La causa está… ehhh… está en vías de solucionarse…«.

Luego se enojó. «Usted me dijo que ibamos a hablar del Club de París«, replicó la actual diputada. «Sí, se lo pregunté y hablamos, tres preguntas le hice», dijo el periodista que la entrevistaba.

The Old Fund fue contratada en el 2009 por la provincia de Formosa, al mando de Gildo Insfrán, para que asesore a al estado local en la reestructuración de su deuda pública y el que tenía la última decisión sobre la cuestión, desde su cargo en el Poder Ejecutivo, era Boudou.

En total, Formosa le pagó a la firma de Alejandro Vandenbroele, que luego tomó el control de Ciccon Calcográfica, $ 7.667.161.  Por entonces, la compañía tenía un solo empleado, una secretaria, y ningún antecedente en el mercado.