Más de $3600 millones para publicidad, Fútbol Para Todos y Tecnópolis en 2015.

193

Se trata del presupuesto elaborado por el Gobierno para el año electoral; crece la caja para la transmisión de la Primera A y para la Conmemoración del Bicentenario.

estejos oficialistas. En su último año de gestión, el gobierno de Cristina Kirchner tiene planeado gastar, al menos, $3.600 millones en publicidad y mecanismos promotores de la política estatal. Dentro de ese paquete, el Gobierno distribuirá más dinero a la transmisión de la Primera A y a la organización de eventos con sello kirchnerista.

Se trata de un monto similar al utilizado durante 2014. Aunque la Presidenta no puede renovar, el presupuesto orientado a reivindicar la gestión kirchnerista seguirá intacto y podría crecer con el avance del año electoral.

Según el Presupuesto 2015 publicado por el Ministerio de Economía – que aguarda su aprobación en el Senado a fin de mes- el Gobierno destinará $1.203 millones en concepto de «prensa y difusión de los actos del Gobierno», una partida que depende de la Jefatura de Gabinete de Ministros. La Anses, uno de los organismos descentralizados que más spots difunde, tiene previstos fondos por 521 millones por ese concepto.

El programa Fútbol Para Todos , habitual altavoz de las bondades de la gestión kirchnerista durante el prime time de los torneos, cuenta con un presupuesto de $1634 millones. La «Conmemoración del Bicentenario», en tanto, contará con fondos por 315 millones de pesos. Los cuatro ítems suman un presupuesto de $3678 millones.

En 2014, se destinaron fondos para esos mismos conceptos por $3.764 millones, apenas un 2% más. La cifra de 2015, no obstante, puede crecer si se tiene en cuenta el historial que tuvieron los fondos vinculados a la publicidad estatal, que en años anteriores se engrosaron gracias a los superpoderes del jefe de gabinete. Sin ir más lejos, este año Jorge Capitanich aumentó 32% los fondos para la prensa del Gobierno respecto al presupuesto aprobado por el Congreso para 2014.

PUBLICIDAD OFICIAL

El principal caballo de batalla del Gobierno para exhibir sus logros es la publicidad oficial. Está identificada en el presupuesto como «Prensa y difusión de Actos del Gobierno», un programa que depende de la Secretaría de Comunicación Pública, a cargo de Alfredo Scoccimarro.

Este año, por ejemplo, con esa caja se financiaron, entre otros, los spots con formato «selfie», donde funcionarios descontracturados se autofilmaban mostrando su gestión. También el aviso donde Martín Sabbatella embiste contra Grupo Clarín. En el corriente período, el presupuesto para los avisos oficiales es de $1568 millones, de los cuales ya se gastó un 80%. El año que viene, se partirá de una base de $1.203 millones.

Los organismos descentralizados, en tanto, cuentan con presupuesto propio para «publicidad y propaganda». La Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) destina cientos de millones en propaganda. Para el año que viene dispondrá de $521 millones, una cifra similar a la utilizada durante este año.

El organismo que depende de Diego Bossio este año realizó, por ejemplo, el memorable aviso del «abuelo Quique», que rebotó cuando se conoció que su protagonista había actuado en películas pornográficas. El Gobierno debió levantarlo de su canal de YouTube.

Según informó la Fundación LED, la Anses destinó en los últimos tres años casi 1600 millones de pesos en publicidad oficial. (FUENTE: LA NACION)