Mediación, un remedio para cuando se rompen los vínculos

203

No me esperes a las doce en el juzgado, no me digas volvamos a empezar. (Joaquín Sabina) 

 

La verdadera personalidad es cuando un individuo está fuera de sus cabales o quizás es una continuidad de la que habitualmente posee, pero manifestada en otras formas. “Cuando se judicializa es cuando recién se conoce a una persona”, dirá en un tramo de la entrevista a LA CORRENTINA el titular del Centro de Mediación del Poder Judicial, Miguel Benítez, en el primer piso de la Casa Lagraña, acomodado en su oficina que respeta el clásico de la Justicia. Atiborrada de expedientes. La casona que es monumento histórico nacional, su construcción data de 1.860, ubicada en la esquina de Salta y 9 de Julio, desde el 3 de abril de 2003 alberga a la sede judicial que aunque parezca contradictorio, su principal misión es que los expedientes que allí se tramitan no lleguen a una instancia judicial.

La Ley provincial 5.931 sancionada el 2 de diciembre de 2009, publicada en el Boletín Oficial el 15 del mismo mes, estableció la obligatoriedad de la mediación en las causas civiles e incorporó la mediación penal en todo el territorio provincial.

Actualmente hay dos sedes, una en Capital y otra en Paso de los Libres, para el año que viene está prevista la inauguración del tercer centro de mediación que será en Santo Tomé. Lo ideal sería que exista uno en cada ciudad del interior, pero la realidad presupuestaria de la Justicia desintegra esa posibilidad.

La sede capitalina cuenta con seis salas de mediación y atiende un promedio de veinte audiencias por día con un plantel de noventa mediadores cuyos honorarios los pagan las partes que se someten a la instancia de mediación, regidos por una escala establecida de tarifas. Aunque la misma puede variar según la capacidad económica de quienes estén llevando adelante su mediación.

También hay una sala con Cámara Gesell, se trata del sistema utilizado en casos de abusos a menores para que declaren ante especialistas y son observados a través de un vidrio por la defensa y la querella (parte acusadora). En el caso de Derecho Familiar, los niños y niñas, cuentan su visión de cómo ven el conflicto de sus progenitores.

Lo que figura en el primer puesto del ranking de Mediación son justamente causas referidas a Derecho de Familia. Regimenes de visita y cuotas de alimentos. En algunos episodios son los abuelos quienes deben recurrir a la Justicia para ver a sus nietos. También hubo otros donde padres se reencontraron con sus hijos tras décadas de no estar presentes.

De que se trata la mediación?

Intervenimos en todo lo que esté disponible por los particulares, cuestiones dinerarias, patrimoniales y todo lo que tiene que ver con cuestiones de familia, tenencia de hijos, regimenes de visita, repartición de los bienes que se construyeron a lo largo de la sociedad conyugal. Daños en el patrimonio, la cuantificación del daño se establece para reestablecer un bien antes de un siniestro. Donde no podemos intervenir son en las causas que afectan al orden público y afectan los intereses de los Estados.

El tema de familia es lo que más activa la mediación, la derivación de causas judiciales y también se prevé la mediación extrajudicial. Antes de judicializar se trabaja en una mediación y se evita la judicialización

El horizonte que nos mueve es bajar la litigiosidad social pero por sobre todo es bajar la litigiosidad que reciben los juzgados. Hacemos lo contrario de lo que nos preparan en la universidad que es litigar.

¿Siempre se llega a un acuerdo?

No siempre se persigue el acuerdo, se persigue la transformación de la persona.

¿Cómo es eso?

Trabajamos con la persona, no trabajamos con los expedientes. En cuestiones de familia muchas veces las partes no pueden verse, no pueden compartir un mismo espacio para dialogar y eso se debe a que hay un quiebre muy fuerte en los vínculos que no permite reestablecer ese contacto, entonces se trabaja sobre ese quiebre para que las personas vuelvan a poder dialogar y el que posibilita eso es el mediador que es una persona neutral en las partes. Parece una obviedad, pero ante la negación de las partes a dialogar al ver que hay un tercero que es neutral, es el principio del dialogo. Es por donde se empieza.

¿En esos casos es que llegan a utilizar la Cámara Gesell?

Se la utiliza a solicitud de las partes por lo que mencioné antes, muchas veces las partes no pueden compartir el mismo espacio y al no estar en contacto directo se puede saber lo que dice una de ellas. Con el sólo hecho de no tener en frente a la otra persona se siente liberada y pueda hablar del conflicto.

¿En cuestiones de familia, los menores son entrevistados en la Cámara Gesell?

Los pedidos de los hijos a veces van por otros lugares, cuando los padres creen que tienen todo cubierto pero en realidad lo que piden los chicos es afecto y no cosas materiales

Los chicos lo manifiestan abiertamente cuando carecen de afecto o cuando el chico está con la madre y no lo deja visitar a su padre o viceversa. El chico manifiesta todas estas cosas en Cámara Gesell.

¿Qué le diría a la gente que atraviesa estos dramas que tienen que ver con los vínculos?

La mediación es la frontera en el litigio, las personas deben conocer que pueden resolver sus problemas porque una vez que el juez aplica la ley lo que hay después es una sentencia y muchas veces las sentencias no se pueden cumplir por más que la parte quiera hacerlo. Además,  mientras dure la mediación el proceso judicial está suspendido y hay un plazo de 60 días para poder arribar a algún tipo de acuerdo.

Pueden ser prorrogables, se pueden llegar a acuerdos provisorios, por ejemplo si una de las partes no tenía trabajo en ese momento pero si tenía una perspectiva laboral hacia futuro o bien no tenía para la cuota alimentaria

Por un tiempo se compromete a aportar un porcentaje pero después eso puede variar, según la evolución de las partes comprometidas

 

Estadística mediadora

 

En el primer año de su funcionamiento, desde el 3 de abril de 2003 el Centro de Mediación de Corrientes registró a noviembre de ese periodo, 182 causas.

Entre febrero y noviembre de 2013 hubo 474 casos y en idéntico periodo de este año pero hasta el pasado 30 de septiembre se llevan atendidas 792 causas. Un promedio de 120 casos por mes que cerrarían el presente año con casi 1.000 causas.

 Negociación asistida para dos pesos muy pesados

A inicios del mes pasado el equipo de mediadores del Centro de Mediación Judicial tuvieron que intervenir en el conflicto de dos pesos muy pesados. Las administraciones provincial y municipal capitalina. La comuna de Corrientes y cuatro más: Saladas, San Luis del Palmar, Tabay y Ramada Paso; habían acudido al Superior Tribunal de Justicia (STJ) para que declare al Decreto 2034 inconstitucional al entender que el Estado provincial avasallaba la autonomía de los municipios al direccionar un 1% de coparticipación municipal a uso exclusivo de obra pública. A ese reclamo sumaron un pedido de amparo para que cese de manera inmediata el direccionamiento.

 

La Corte provincial no se expidió sobre ninguna de ambas cuestiones y estableció un proceso de mediación que demandó tres semanas. En ese lapso el oficialismo provincial envió a la Legislatura un proyecto de Ley para crear un fondo especial de 1% para que los 71 municipios lo destinen a obra pública. El proyecto fue sancionado en ambas cámaras legislativas y terminó podando la coparticipación de los municipios que de 19% bajó a 18% ya que el 1% ingresará a las arcas de los intendentes por cuentas diferentes y bajo un sistema aparte del de la coparticipación.

 

“No podemos llamar mediación a lo que fue ese proceso, fue más bien una negociación asistida, es una conciliación. En mi caso colaboré con las herramientas comunicacionales que propone la mediación que es para que las partes se sientan que están en un ámbito confiable y que los lleve a un punto que beneficie a las partes. Cuando se posibilita ese ámbito de negociación se puede avanzar en eso. En principio se dijo que fracasó la mediación pero es la ley la que surgió de todo esto, la ley que finalmente votaron los legisladores”, explicó Miguel Benítez, titular del Centro de Mediación Judicial.