Mil Viviendas: vecinos esperan reunirse esta semana con el intendente Ríos

34

La preocupación y los ánimos caldeados no logran disiparse y continúa el malestar en numerosos habitantes del barrio Mil Viviendas debido a la amenaza de un posible desalojo y posterior demolición de las construcciones ilegales erigidas en espacios públicos. Los vecinos refuerzan la postura de resistir la expulsión de los lugares tomados, que fueron convertidos en comercios, garajes y hasta en extensión de sus viviendas.

En tanto, esperan poder concretar una reunión con el intendente Fabián Ríos el martes o miércoles de esta semana y eligieron a unos 10 representantes para la entrevista con el jefe comunal, pero serán acompañados al encuentro por unas 80 personas, según informaron. Por su parte, Ríos negó que el Municipio haya cursado las intimaciones otorgándoles un plazo de 48 horas para abandonar el lugar y que llegara al barrio el jueves de la semana pasada:

“Los que dicen que hay intimaciones de desalojo, lo primero que hubieran hecho es pedir a los vecinos las intimaciones, y se van a encontrar con que no las recibió nadie, no hay absolutamente nada”, insistió el Intendente. Sin embargo, en el primer piquete realizado el sábado 7 de junio, los vecinos mostraron a NORTE de Corrientes el documento con membrete (Tenía el logo de la gestión anterior) de la Dirección General de Control Urbano, firmado por inspectores municipales, notificándoles acerca de un plazo para irse del espacio que ocupan. “Nosotros ratificamos nuestra postura.

Queremos dialogar con el Intendente porque no vamos a abandonar estos lugares y vamos a defenderlos contra cualquiera que quiera echarnos. Ahora dicen que nunca mandaron las órdenes de desalojo o que son truchas”, comentó un comerciante a este medio. Luego de la intervención para mediar en el conflicto, a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos y la Cámara de Diputados -tras la presentación de un proyecto de resolución para llamar a las partes a un diálogo ideado por Sonia López (Partido Comunista)- el viernes pasado los concejales Justo Estoup y Verónica Navarro (FpV), junto al defensor de las Vecinos, Javier Rodríguez, mantuvieron un encuentro con los habitantes del lugar y escucharon los reclamos de los afectados.

En la oportunidad, los propietarios de las dos construcciones demolidas por la Municipalidad en el barrio increparon a los ediles oficialistas. La situación se puso tensa, aunque no pasó a mayores y pudo controlarse, según comentaron a este medio los vecinos que participaron del encuentro. s