Mons. ADOLFO CANECÍN es el Obispo de Goya

120

El Santo Padre Francisco aceptó la renuncia de monseñor Ricardo Oscar Faifer como obispo diocesano de Goya, que el prelado había presentado al cumplir 75 años, según la norma canónica que así lo indica.

Consecuentemente el hasta ahora obispo coadjutor, monseñor Adolfo Canecín, de 57 años, pasa automáticamente a ser el nuevo obispo de Goya.

La información, que tiene fecha de hoy, jueves 24 de septiembre, memoria litúrgica de Nuestra Señora de la Merced, fue dada a conocer simultáneamente en Roma y en Buenos Aires. Aquí lo hizo el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, a través de la agencia AICA.

Mons. Adolfo Ramón Canecín

Nació el 25 de marzo de 1958 en la ciudad de Formosa, capital de la provincia del mismo nombre.

Realizó sus estudios primarios en la escuela estatal Fray Mamerto Esquiú, de la ciudad de Formosa, y sus estudios secundarios en la Escuela Nacional de Educación Técnica (ENET 1), conocida como Escuela Industrial, también en la ciudad de Formosa, de la que egresó en 1977 como Técnico Electromecánico.

El 3 de diciembre de 1980 ingresó al Centro Vocacional San José de la ciudad de Formosa y en febrero de 1981, entró en el Seminario Mayor Nuestra Señora de la Merced y San José, de la arquidiócesis de Tucumán, donde cursó los estudios de Filosofía y de Teología, y adquirió su formación eclesiástica.

El 17 de diciembre de 1986 recibió en la catedral de Formosa la ordenación diaconal. El 25 de marzo de 1988, día en el que cumplía 30 años de edad, fue ordenado sacerdote por monseñor Dante Carlos Sandrelli, segundo obispo de Formosa, en una celebración eucarística que tuvo lugar en un estadio deportivo de la ciudad de Formosa.

Tras su ordenación sacerdotal fue designado vicario parroquial de María Madre de la Iglesia, oficio que desempeñó de 1988 a 1990. Durante ese período también fue vicario episcopal para la Vida Consagrada y las vocaciones sacerdotales y religiosas.

De 1991 a 1997 fue párroco de la Sagrada Familia, y de 1998 a 2005 rector de la catedral formoseña Nuestra Señora del Carmen y vicario general de la diócesis.

De 2006 a 2011 fue rector del Seminario Mayor Interdiocesano del NEA (Nordeste Argentino) La Encarnación, ubicado en la ciudad de Resistencia (Chaco), donde también fue profesor de Ética y Virtudes Teologales.

De 1988 a 1997 fue asesor de la Liga de Madres de Familia y de 1991 a 1997 asesor de la Renovación Carismática Católica.

Desde 2012 hasta su nombramiento episcopal fue vicario pastoral de la diócesis de Formosa y párroco de San Francisco de Asís.

El 9 de diciembre de 2014 el papa Francisco lo designó obispo coadjutor de Goya y el 25 de marzo de 2015 fue ordenado obispo en la catedral Nuestra Señora del Rosario, de Goya, por monseñor Ricardo Faifer, obispo de Goya, y los coconsagrantes monseñor Andrés Stanovnik OFMCap, arzobispo de Corrientes, y monseñor José Vicente Conejero Gallego, obispo de Formosa. Su lema episcopal es: «Sean uno».

La diócesis de Goya

Fue creada el 10 de abril de 1961 por el papa san Juan XXIII. Comprende, en la provincia de Corrientes, los departamentos de Curuzú Cuatiá, Esquina, Goya, Lavalle, Mercedes, Monte Caseros y Sauce, con una superficie total de 33.603 kilómetros cuadrados y una población cercana a los 250.000 habitantes de los cuales se estima que el 90 por ciento son católicos.

Según la Guía Eclesiástica Argentina la diócesis de Goya cuenta con 22 parroquias y 185 iglesias y capillas; 38 sacerdotes, de los cuales 27 diocesanos y 11 religiosos; 13 diáconos permanentes; 31 religiosas y consagradas; 6 seminaristas mayores y 12 centros educativos de la Iglesia.

El primer obispo de Goya fue Mons. Alberto Devoto (1961-1984). Falleció el 28 de julio de 1984. El segundo fue Mons. Luis Teodorico Stöckler (1985-2002). El tercer obispo de Goya, monseñor Ricardo Oscar Faifer. Monseñor Adolfo Ramón Canecín es el cuarto obispo de Goya.
OBISPADO DE GOYA COMUNICADO DEL OBISPO RICARDO FAIFER
Hoy, 24 de septiembre de 2015, en la celebración de «Nuestra Señora de la Merced», el Papa Francisco ha aceptado mi renuncia al oficio de Obispo Diocesano, que le presentara el pasado 7 de julio. En consecuencia, hoy, nuestro Obispo Coadjutor asume su Ministerio Episcopal como cuarto Obispo Diocesano. Entrego la querida Diócesis de Goya a quien será para Uds. un buen Pastor, padre y amigo.

Tengo el gusto de invitarlos a acompañar a Monseñor Canecín en sus primeras Misas como nuevo Pastor diocesano: hoy, en la ciudad de Mercedes, donde presidirá la Procesión y Misa Patronal a las 17 hs. y a su vez, en la Catedral de Goya, el próximo domingo 27 a las 19,30 hs.

Agradezco a la Santa Madre Iglesia Jerárquica el haberme confiado el Ministerio Episcopal con toda su carga de consuelo y de cruz. Como Obispo Emérito, seguiré viviendo de otra manera mi Lema Episcopal: «Para servir».

Hermanos y amigos, siempre estarán conmigo. Rezaré por Uds. Recen Uds. por mí. Nos cuide nuestra Tierna Madre de Itatí.