Imponente FORMOSEÑAZO. Por Nisman, la Justicia, la República y la Democracia, una multitud marchó en Formosa

169

HISTÓRICO: Convocados por sectores de la Iglesia, abogados de Profesionalismo Independiente, «familiares de victimas de la desidia y la corrupción», sectores sociales y partidos de oposición, más de un millar de personas concentrados en la tradicional esquina de la calle Rivadavia y Avenida 25 de Mayo, marcharon primero hasta la justicia provincial y luego hasta el edificio de la Justicia Federal. «Son cerca de mil personas, es una de las convocatorias más grandes hechas en la ciudad», adelantó a las 19:30 hs el diario El Comercial. La policía -extraoficialmente- estimó en más de 1200 los vecinos que marcharon y, para varios de los organizadores los manifestantes superaron las 1500 y 2000 adhesiones.

En el 18F, el protagonista fue el vecino y, nueva -y lamentablemente- la policía que «no» cortó las calles, ni custodio la marcha pacifica y, vergonzosamente se concentró en formar un cordón policial para evitar que la manifestación de los formoseños ingrese a la costanera, que -evidentemente- está reservada en exclusividad para los actos partidarios del Frente de la Victoria y para que los «hijos del corazón» paseen impunemente drogas en vehículos particulares de narcos funcionarios, que desvergonzadamente vienen por sus recontras reelecciones.

Cualquiera sean los números, son simbólicos porque en los hechos, nunca se vio en la historia de las marchas de protestas de la ciudad de Formosa, una tan importante y significativa tanto cuantitativa, como cualitativamente, y con tantos calificados vecinos independientes que dijeron presente manifestando su cansancio por las injusticias que padecemos y las divisiones, enfrentamientos y persecuciones que generan desde el propio gobierno.

La marcha encabezada por monjas, carismáticos, abogados, médicos, arquitectos, empleados judiciales, gremialistas opositores, «familiares de victimas de la injusticia» y vecinos que perdieron el miedo al régimen, marcharon en silencio por las calles del centro de la ciuada, bajo la consigna «todos somos Nisman», «Sin Justicia no hay República, ni democracia», Independencia Judicial para afianzar la República».

«Formosa también dijo presente en la marcha de silencio por Alberto Nisman. A pesar del apriete, del miedo y la amenaza más de dos mil formoseños estuvimos en la calle. Un hecho histórico realmente. Absolutamente pacífica y lo mas importante nadie fue acarreada. Vinieron solos», manifestó el concejal Juan Carlos Amarilla. OPINION CIUDADANA