Norma Maciel: la querella solicitará una ampliación de la orden de restricción

90

El abogado querellante en el caso Norma Maciel presentará, próximamen­te, un pedido de mayor protección para la víctima y la ampliación del “impe­dimento de contacto”, que al momento abarca al pa­raje Los Bastidores, donde ocurrió el ataque, pero no donde vive actualmente la damnificada, la ciudad de San Miguel.

Allegados a Maciel dije­ron que su ex marido, Luis Insaurralde -acusado de la feroz golpiza que recibió en diciembre- la semana pasa­da trató de acercársele, qui­so conseguir su número de celular y hablarle, pero no pudo hacerlo. Además, la víc­tima confesó que estaría “dis­puesta a empezar una nueva vida”. La mujer informó lo sucedido a su abogado para que le comunicara de esta si­tuación a la magistrada.

Además de Maciel, uno de los testigos, Antonio Gómez, el peón que decla­ró el día martes, pidió pro­tección para él y su familia ante las amenazas que re­cibió de parte del violento. Gómez estaba en la casa que Norma Maciel compar­tía con Insaurralde el día del la paliza. En su testimo­nio dijo que la golpiza “duró de tres a cuatro horas”, y contó que el acusado salía cada tanto y “efectuaba dis­paros al aire”.

En tanto, Benito Cante­ros, el vecino que rescató a Norma, declaró el viernes y relató lo ocurrido hasta el momento en que la llevó hasta el pueblo. Dijo que aquel día él estaba dur­miendo, y que se levantó a eso de las 5 para ir a bus­car agua. Los perros la­draban furiosamente en dirección a un monte que hay dentro su propiedad. Se dirigió al lugar y se en­contró con la víctima que estaba desfigurada. Lue­go la llevó en una canoa hasta el lugar donde la damnificada realizó la de­nuncia. Canteros dijo que no volvió a ver a Insaurral­de. s