NOTABLE INCREMENTO: Por su alto precio, el Gobierno recomienda no comer cebolla

126

¡No vale llorar, eh! El precio de la cebolla se instaló en las últimas horas como un tema de discusión en casi todos los ámbitos. Es que en algunos supermercados y verdulerías se llegó a pagar hasta $45 el kilo.

Los aumentos arrancaron en junio cuando el kilo pasó de $10 a $30. El motivo del notable incremento obedece a la falta de stock. Según señaló un productor de San Juan a Infobae, se registró una caída en la producción habitual en los principales puntos productores del país, como son la región cuyana, el sur bonaerense y Río Negro.

Ante este panorama el Mercado Central recomendó disminuir el consumo de cebolla. Según el mercado concentrador, «se registra actualmente una merma en los volúmenes habituales de producción de cebolla. Dicha disminución en la oferta fue provocada por abundantes precipitaciones sufridas, momentos previos a la cosecha, en las zonas de cultivo».

«Las previsiones de los operadores mayoristas indican que la situación se irá normalizando en forma paulatina, a medida que comience a ingresar la producción procedente de Santiago del Estero», agrega el comunicado.

Como es habitual, ante este tipo de circunstancias estacionales o climáticas, desde el Mercado Central sugieren el reemplazo momentáneo de los productos que puntualmente pudieran verse afectados y se recuerda que «existe una excelente provisión del resto de los 35 productos frutihortícolas que integran la canasta básica».