Novedoso anticonceptivo que se coloca en el brazo se distribuirá a adolescentes formoseñas

198

anticonceptivo-1

Efectores de salud serán capacitados para colocar el implante subdérmico, un método de nueva generación que busca prevenir el embarazo no planificado, y promover el cuidado y la planificación familiar.
El implante subdérmico, un método anticonceptivo hormonal de nueva generación que se coloca en el brazo de la mujer y que cuenta con un 99 por ciento de efectividad durante 3 años, es una de las nuevas opciones anticonceptivas que se ofrecerá desde la cartera de Salud a adolescentes y jovencitas formoseñas, con el fin de prevenir el segundo embarazo en adolescentes, y promover el cuidado y la planificación familiar.
Esta novedad será presentada este martes en esferas de la cartera sanitaria nacional en el marco de una capacitación a efectores de salud.
En la primera etapa de implementación, a cargo del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, el método está dirigido a aquellas adolescentes de entre 15 años y 19 años que hayan tenido al menos un evento obstétrico en los últimos 12 meses, y que no tengan obra social o prepaga.
El implante es un método anticonceptivo eficaz, seguro y reversible que consiste en una varilla del tamaño de un fósforo que se coloca debajo de la piel del brazo de la mujer. La varilla libera hormonas lentamente por 3 años y así evita la ovulación.
A partir de esta nueva opción, las adolescentes tendrán acceso a un método anticonceptivo de fácil colocación, poco invasivo, que no duele y que las desliga de la ingesta diaria de pastillas. Además, el implante también permite la anticoncepción durante la lactancia y requiere un mínimo seguimiento.
En la oportunidad, efectores de salud de la Región Sanitaria VI de la provincia de Buenos Aires serán capacitados sobre colocación del implante en brazos maquetas, mientras que por la tarde se prevé la colocación de implantes en adolescentes convocadas especialmente para tal fin.

Prevención del embarazo no planificado de la adolescente

La inclusión de este método de nueva generación se enmarca en una de las líneas estratégicas del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable que es la de disminuir el indicador de fecundidad y la tasa de natalidad en mujeres adolescentes, sobre todo en el primer o segundo embarazo. Específicamente se busca prevenir la repitencia de un nuevo embarazo, promoviendo el cuidado y la planificación familiar en este grupo de mujeres con anticonceptivos de larga duración.
Al respecto, Kreplak sostuvo que “es evidente que Argentina tiene una decisión política muy fuerte de avanzar en la ampliación de derechos sexuales y reproductivos y este método constituye una nueva apuesta del Estado Nacional a la innovación tecnológica en salud puesta al servicio de las personas”.
En esa línea, Álvarez consideró que “evitar que la población se exponga a embarazos imprevistos a través de un buen asesoramiento y de una mejora en la accesibilidad a métodos anticonceptivos más seguros y eficaces es cumplir con la tarea a la cual estamos convocados quienes trabajamos en salud pública”.
Para esta primera etapa, la cartera sanitaria nacional adquirió un total de 10.000 unidades, 8.000 de las cuales están siendo entregadas en diez jurisdicciones del país, entre ellas Formosa.
Las jóvenes que hasta el momento accedieron al implante lo hicieron previa consulta con médicos, promotores de salud o a través de las Consejerías en Salud Sexual y Reproductiva que se encuentran en centros de salud y hospitales. La implementación de Consejerías es una estrategia que lleva a cabo el programa nacional para mejorar la calidad de la atención y el acceso de la población a la salud sexual y reproductiva. Allí, los profesionales brindan información, asesoramiento y proveen métodos anticonceptivos a fin de que cada persona decida de forma libre y autónoma el método más acorde a su situación, sus preferencias, costumbres y estado de salud.

Beneficios del método

En general, el implante subdérmico disminuye los dolores menstruales y los controles que requiere son los mismos que con los otros métodos anticonceptivos, es decir, una revisión anual. En cuanto a los efectos, el principal tiene que ver con el sangrado: durante el primer año, puede haber sangrado irregular que luego de un tiempo se regulariza o disminuye hasta incluso desaparecer. La falta de sangrado no representa ningún riesgo para la salud ni tampoco significa un embarazo.
Como el implante no ofrece ninguna protección contra el VIH/Sida y otras infecciones de transmisión sexual, siempre se recomienda el uso del doble método con el preservativo.