Nuevo caso de buylling: en Clorinda, agredieron a una joven y lo filmaron.

214

La madre denuncia inacción por parte de las autoridades escolares y solicita que “la institución se haga cargo de la situación para que esto no le vuelva a ocurrir ni a ella ni a otra joven”.

La madre de una alumna de 14 años que concurre al 8° II de la EPES 82 de la localidad de Clorinda denunció que su hija sufre bullying desde hace un año y que el pasado 8 de octubre, compañeras del mismo colegio le propinaron una bofetada que filmaron y luego subieron el video a Facebook.

La joven no asiste al colegio desde el 9 de octubre. El día anterior, compañeras del mismo colegio la agredieron, filmaron el ataque y posteriormente lo publicaron en una red social.

En un primer momento propusieron la consigna “si conseguían 40 ‘me gusta’ subirían el video de una pelea”; la publicación superó los 120 ‘me gusta’ e inmediatamente se hizo público el video del ataque donde la joven recibe un cachetazo. Si bien el video de la agresión ya fue retirado de la Web, mientras estuvo allí alcanzó cerca de 1.500 reproducciones en la red social.

En diálogo con La Mañana, la madre de la joven agredida, Lourdes Coronel, sostuvo que a su hija “la discriminan por paraguaya y por ser linda, incluso han llegado a decirle que su belleza no le va a durar mucho. Mi hija está deprimida, porque ella igual quiere ir al colegio, se aburre pero también tiene miedo de salir”.

Además denunció que frente a la situación, la escuela aduce que no puede hacer nada al respecto porque “no fue dentro del predio del colegio; sin embargo, fue a la salida y todas las chicas están uniformadas y en la vereda del colegio. Les expliqué el caso y pregunté qué puede hacer el colegio y me dijeron que ‘no pueden hacer nada porque no fue dentro de la institución, entonces el colegio no es responsable’. Cómo no va a ser responsable, siendo que ella está con el uniforme y fue en la vereda del colegio. Me dijeron que no, que no podían hacer absolutamente nada. Y que en todo caso, denuncie el hecho a la Policía, a la nena que es menor de edad también”, indicó.

“La directora vio a mi hija golpeada; ellos me llamaron para que vaya a buscarla. Yo fui al colegio para ver qué podíamos hacer y dijeron que iban a labrar un acta y que al día siguiente iban a citarme para firmar y ahí ver lo que solicité sobre la posibilidad de que mi hija pueda ir a rendir los finales solamente. Nunca me llamaron”, explicó Coronel.

“Me indigna que el colegio, hasta hoy, no haga nada sobre este asunto. Hay un deber de preservar la integridad física de los chicos y el derecho a asistir a clases. La nena tiene derecho a la educación. Mi hija no va al colegio. Desde el 9 de octubre ella no asiste a clases y a mí me preocupa por el derecho a la educación que ella debe recibir y por el daño psicológico que está sufriendo ahora, por el golpe que recibió”, agregó.

“Quiero que las autoridades de la escuela hagan algo al respecto, por lo menos que me llamen y me ofrezcan una solución por el tema escolar. No quiero que ella pierda el año, y también para que no vuelva a ocurrir con otros niños, porque esto es grave. Es un perjuicio para cualquier adolescente, para cualquier persona”, enfatizó.

Antecedentes

La madre de la joven señaló que, tras el incidente, su hija le comentó que la situación no es nueva para ella, sino que se extiende un año atrás: “Ella después de esto me contó que esta situación no es de ahora, sino que sufre bullying desde hace un año. Cada vez que va al baño imitan cómo habla, se burlan del tono de voz que tiene y le dicen ‘paraguaya de mierda, qué hacés acá, este no es tu país, no es tu lugar’. Mi hija me dijo que ella siempre le cuenta a la directora y ella contesta que simplemente no les haga caso”.

Asimismo, relató que hace poco tiempo ya le habían preparado una emboscada para pegarle, de lo cual su hija se enteró y llamó a su casa, pero al no encontrarlos en casa, debió llamar a un vecino que fue a buscarla, logrando así evadir la agresión en esa oportunidad.

Los padres ya realizaron la denuncia correspondiente en la Policía y tomó parte el Juzgado del Menor, pero “tampoco hay respuesta por parte de esa institución; ya pasaron 15 días. Realmente es triste la situación porque nadie hace nada”, cerró. LA MAÑANA – Formosa.