Nuevo cruce ideológico en el Concejo, ahora es por el nombre de una calle

338

Dar un nombre a la ca­lle que atraviesa el parque Mitre se constituyó en una nueva batalla ideológica en­tre los concejales. El oficia­lismo busca bautizarla con un nombre referencial a la política “nacional y popu­lar”, mientras que la oposi­ción sentó postura y quiere otro con postulados históri­cos y también políticos.
Entre “Paseo de la Patria Grande” y “Las Cautivas” está la disyuntiva de los edi­les que, en próximas sesio­nes, dirimirán posturas que ya se dio en otros temas.
El primero de ellos es a iniciativa de los oficialistas Omar Molina y Blanca Zar­za, mientras que la segunda opción se generó en el deba­te en comisión. Los oposito­res Hugo Calvano y Juan José López Desimoni firmaron un despacho en minoría con esa impronta.
La permanente puja entre los ediles respecto a cuestio­nes ideológicas con posturas casi antagónicas generó ris­pideces y superó en debate a otros temas de importancia coyuntural y de gestión.
Desde hace varios años, el debate ideológico supera muchas veces el umbral de la tolerancia en el Legisla­tivo municipal, y se dieron fuertes discusiones en torno a cuestiones vinculadas con el revisionismo histórico y la fuerte impronta kirchneris­ta en este tipo de cuestiones.
Por caso, en 2006 la pri­mera discusión sobre An­dresito Guacurarí enfrentó a los concejales Lilian Caruso y Eulogio Márquez, ediles que también se cruzaron por la interpretación histó­rica de las mujeres correnti­nas que estuvieron en Para­guay durante la guerra de la Triple Alianza. Para el kirch­nerismo no se había tratado de un secuestro, mientras que el liberalismo correnit­no (representado entonces por Márquez) defendió la histórica postura sobre el cautiverio de las damas co­rrentinas en Asunción.
Otro de los roces ideológi­cos e históricos en el Legis­lativo municipal fue por el monumento a Andresito. Los opositores lograron en ese entonces frenar la iniciativa y avanzaron, por caso, con la aprobación de una nor­ma que urge la construc­ción del complejo escul­tórico en honor a Genaro Berón de Astrada. Más acá en el tiempo, el intento de cambiar el nombre al par­que Mitre no llegó a plas­marse en un proyecto, pero la intención era cambiarlo por el de Néstor Kirchner.
Y es precisamente la ca­lle interna del tradicional paseo correntino el foco de la disputa: aún sin nombre, llevará en breve el nombre “Paseo de la Patria Grande” o bien “Las Cautivas”, se­guramente con fuertes cru­ces por la determinación a adoptar.
Por ahora el proyecto pasó una de las comisiones y de­berá, acto seguido, obtener un dictamen de la comisión de nombres, la que no es vinculante para la decisión que se tome en el pleno del recinto.
Un nuevo debate ideoló­gico en puerta en el Concejo Deliberante, con Mitre, Las Cautivas y la Patria Grande en el debate de los legisla­dores que deben ocupar­se de los problemas de la ciudad.s