Oficialismo y oposición evitan polemizar por los inundados

206

Con más de dos mil eva­cuados, ríos desbordados y ganado vacuno inmoviliza­do, ayer el oficialismo y la oposición intentaron tomar la iniciativa por la asistencia a las centenares de fami­lias que hasta ahora fueron reubicadas de sus domici­lios debido al avance del agua. El primero que lanzó la lectura política fue un re­ferente del ex postulante a la Gobernación (Carlos Es­pínola), el ex secretario de Economía municipal Martín Barrionuevo. “El Gobierno nacional es el primero que está para asistir, desde el Ejército, Prefectura. En el caso de Perugorría ingresa­ron en algunas zonas con el unimog, también Bomberos Voluntarios” y aclaró que mantuvo contacto a nivel local con las áreas provin­ciales: “Desarrollo Social, Ministerio de Seguridad de Seguridad para seguir cola­borando desde la Nación”. Barrionuevo también nom­bró a la cartera de Defensa en los trabajos de logística para sacar a gente que está en zonas anegadas.

Casi al mismo momen­to en que el ex funcionario comunal hacía esas declara­ciones, en la Casa de Gobier­no el vicegobernador Gus­tavo Canteros, a cargo del Gobierno porque el gober­nador Ricardo Colombi está de vacaciones, decía: “Todos los sectores institucionales nos reunimos para coor­dinar en conjunto la asis­tencia a los afectados por las inundaciones. Provin­cia y municipios trabaja­mos en equipo”, declaró Canteros tras la reunión de ayer por la mañana en la sede gubernamental.

Quien dio las expli­caciones técnicas fue el ministro de Producción, Jorge Vara, el resto de los funcionarios acompaña­ron en la mesa oval del Salón Verde.

“Estamos con el secre­tario de Defensa Civil de la Nación, Roberto Acosta. En Perugorría sigue llovien­do, se sigue complicando la situación; el sábado pasado estuve e ingresamos tran­quilamente y el lunes ya con vehículos 4 x 4 y hoy ya no se puede ingresar”, descri­bió el panorama. Después reconoció que habló con el vicegobernador y “respon­dió bien”. Sin embargo in­sistió, por su parte, que las áreas que trabajan desde hace semanas en las zonas afectadas son el “Pami con la ayuda de sus médicos” a lo que se suman “asistentes sociales del Ministerio de Desarrollo Social”.

A pesar de estas demos­traciones de ambos secto­res, en el caso de la admi­nistración provincial no puede tomar decisiones de fondo debido a la ausencia del mandatario provincial, cuyo regreso se desconoce cuándo sería. Por eso, ayer los funcionarios provincia­les volvieron a referirse a la declaración de emergencia en la provincia como una posibilidad.

“No existen bandos para atender a la gente, por eso hablé con el vi­cegobernador”, remarcó Barrionuevo.s