Osvaldo: "No veo la hora de jugar en La Bombonera"

166

Daniel Osvaldo, la última incorporación de Boca  para  esta temporada, transita sus primeras horas en el club de sus amores entre sorpresas y emociones. Algunas de ellas, mientras espera la presentación formal y sobre todo sus primeros minutos en la cancha, dejó sus primeras impresiones luego de presenciar el triunfal debut ante Olimpo   del torneo local  en el emblemático palco de Diego Maradona:   «Me resorprendió el recibimiento, incluso estaba medio nervioso porque no me la esperaba, y no estoy acostumbrado», contó el delantero, que llegó a préstamo por seis meses, y sueña quedarse hasta el 5 de agosto para jugar la final de la Copa Libertadores .

Los hinchas le mostraron su afecto desde el primer minuto y desde que se bajó del avión no pararon de alentarlo y de pedirle un autógrafo y foto . «Al hincha se lo ve ilusionado y eso nos da una energía extra a nosotros, que queremos devolverle esa ilusión con alegrías dentro de la cancha», dijo en una entrevista con el sitio oficial del club.

Nacido en las divisiones Inferiores de Lanús, y con debut en la B Nacional en la Primera de Huracán, Osvaldo construyó su carrera en el exterior entre España, Inglaterra e Italia y en todos esos países nunca escondió su fanatismo por Boca . Ese fue el factor clave para pegar la vuelta al país para cumplir un sueño que tenía de niño: «Cuando era chico venía siempre a la cancha, a veces no tenía con quién venir, o no me alcanzaba para comprarme la entrada, pero me las rebuscaba. Incluso ya siendo jugador vine en varias oportunidades».

 

¿Cómo es como hincha?  «Cuando era chico no era muy tranquilo , más de grande estoy más contenido pero te agarra esa cosa de hincha en la cancha. Una vez, en Europa, me tocó enfrentar al Vasco como  jugador y en la cancha le agradecía por las alegrías que nos dio a los hinchas de Boca. Le preguntaba si iba a volver a jugar en Boca y me dio su camiseta».

El atacante nacionalizado italiano suma 27 partidos y 6 goles en las distintas categorías de la selección azzurra, con la que ganó el Torneo Esperanzas de Toulón en el año 2008. Además, vistió en Europa las camisetas de Atalanta, Lecce, Fiorentina, Bologna, Español (Barcelona ), Roma, Southampton, Juventus e Inter. En total jugó 286 partidos y anotó 92 goles, ganó la Serie  B italiana en la temporada 2005/2006 en Atalanta y el scudetto de la Serie A con la Juve en la temporada 2013/2014. «Hace 10 años que estoy afuera y es todo muy nuevo, son nuevos desafíos, y encima en el club  que soñé desde chico jugar. Seguro es muy distinto el fútbol en la Argentina, voy a encontrar diferencias, y hay que adaptarse pero estuve en muchos campeonatos y en todos me adapté muy bien. Espero hacerlo acá también».

Con respeto a su situación física, ya que estuvo apartado del grupo en sus últimos días en Inter, Osvaldo explicó: «Hace un mes que prácticamente no entreno con un plantel, lo estaba haciendo sólo, y no es lo mismo. Pero me encontré muy bien, cuando uno hace las cosas con alegría cuesta menos. No tengo el ritmo de los chicos , que ya terminaron la pretemporada y están mucho mejor que yo. Pero no me cuesta ponerme bien físicamente y en breve estaré disponible», aseguró. Y el más que nadie está ansioso por pisar la cancha: «Mejor no me podría ir, estoy muy ansioso y no veo la hora de jugar en la Bombonera».

¿Cómo lo recibieron sus nuevos compañeros?  «Los chicos me mataron en la bienvenida, me mandaron al túnel. Enganché a tres o cuatro, que en algún momento se la voy a devolver. Bromas, todo muy relajado y divertido. La verdad, encontré a un grupo espectacular, me están tratando de 10 desde que llegué». Y ya lo mimaron en el vestuario, en el lugar sagrado del equipo  donde suelen sonar ritmos latinos y cumbia, le pusieron play al rock : «El Cata y los utileros me pusieron un poquito de rock, fue un detalle de los chicos, no era mi reproductor pero cuando tenga la ocasión voy a enchufar el mio».