Otro cambio de rostro: el turno de Uma Thurman

202

Se convirtió en una costumbre entre las estrellas de Hollywood, se realicen retoques estéticos apelando a cirugías. El problema es cuando deja de ser un pequeño detalle, para pasar a tratarse de un cambio radical y, en ocasiones, se obtiene un mal resultado.

Cuando las fotos de la presentación de The Slap estuvieron en las redes sociales, lo más llamativo resultó ser el rostro de la protagonista de Kill Bill.

La situación recuerda lo sucedido meses atrás con aquella polémica aparición de Renee Zellweger con el rostro irreconocible.

Podría deberse a un mal maquillaje, un cambio en las cejas -que ahora lleva más tupidas- o el hecho de que la actriz de Pulp Fiction ya no lleva su característico flequillo.

Lo cierto es que la mayoría coincide en un desafortunado paso por el quirófano, lo que sería una pena tratándose de uno de los rostros más particulares de Hollywood.