Padre e hijo que comparten por primera vez una Final

179

Nicolás Dardo del Valle nació hace 17 años en el seno de una familia netamente futbolera. Su padre, Dardo del Valle, intentó en cada Mundial explicarle el sentimiento de llegar a una final del mundo pero sus palabras nunca alcanzaron. Hoy padre e hijo vivirán el evento en la Fan Fest en la playa de Copacabana (Brasil). Seguramente la jornada les quedará marcada para toda la vida. El sueño se hizo realidad, por primera vez en sus vidas padre e hijo podrán compartir la emoción de una final del mundo donde Argentina es protagonista. NORTE de corrientes los entrevistó minutos antes de subirse al colectivo que los depositará hoy en Río de Janeiro. “

Toda mi vida soñé con este momento, siempre creí que sería un sueño lejano pero se nos dio, no sólo lo voy a vivir junto a mi hijo sino que los dos vamos a poder estar ahí”, contó Dardo, ex dirigente de Textil Mandiyú, quien también detalló cómo vivió la final del 1978 y la de 1986. “Cada Mundial es algo que para el futbolero de alma se vive intensamente. Siempre quise que mi hijo pueda sentir esto y este año lo hemos logrado”, contó. En el ‘78 Dardo tenía 12 años y su visión de lo que sucedía era un tanto acotada. “Sabía que estaba pasando algo importante, uno es chico y no se da cuenta de muchas cosas”, recordó. Mientras que en el ‘86 vivió los festejos con euforia. “Fue todo la ‘mano de Dios’, Maradona, cosas que nos marcaron a todos”, sintetizó.

Este Mundial lo encuentra a Dardo esperanzado. “Uno siempre tiene en el alma las ganas de llegar pero la verdad es que se dé en la casa de los brasileros le pone aún más sabor”, remarcó. Padre e hijo reconocen que será la gran experiencia de sus vidas poder vivir la Copa del Mundo aunque sea desde afuera, y aseguran que en gran parte de los partidos las lágrimas de emoción los invadieron.s