Padres tomaron la escuela 335 del Barrio Nanqom por la violación de un menor de seis años. Quieren un director de su etnia.

116

Los padres de los alumnos de la escuela 335 del Barrio Nanqom, ante la falta de respuestas y en clamor por justicia tomaron esta mañana el establecimiento escolar no permitieron el ingreso de de los directivos y docentes y reclamaron el apartamiento de su cargo de la directora, la vice-directora y una mestra. Las autoridades educativas destituyeron a ambas y nombraron una interventora a la que tampoco dejaron entrar al establecimiento porque no es de la etnia.

A raíz de la violación de un niño de 6 años, en el baño de la escuela, por otro de 12, ambos aborígenes y la inacción tanto del personal directivo como de las autoridades superiores de educación, los padres decidieron tomar la escuela esta mañana.

Desde el Ministerio de Educación separaron de sus cargos tanto a la directora como a la vicedirectora y designaron una interventora, a la que los aborígenes tampoco dejan entrar al establecimiento.

Es que al pedido de justicia por el niño violado le agregaron el pedido de que la interventora sea una maestra de la etnia.

Esta exigencia de la comunidad Qom de la Escuela 335 no es descabellada, toda vez que la ley integral del aborigen prevee esta situación cuando norma que las escuelas de la modalidad deberán ser conducidas por maestro de las distintas etnias, según los casos.

LOS HECHOS

En conferencia de prensa los padres presentes denunciaron públicamente que el 3 de julio violaron a un menor de seis años dentro de la escuela.

Ayer los padres se quejaron de que la directora quiso impedirles con la policía el ingreso al establecimiento y prohibirles que hablen con la prensa, «pero la escuela es de todos y este hecho que quieren tapar y que ocurrió dentro de la escuela, por más que la directora diga que fue afuera, nos duele a todos», dijo la tía del niño violado.

«Dicen que el violador fue un chico de doce años y sabemos que fue dentro del establecimiento en el baño». «No sabemos lo que piensa la directora pero es injusto que no quiera permitir el ingreso y los reclamos de seguridad y justicia de los padres, que solo queremos estar seguros de que esto no volverá suceder», manifestó.

LA MADRE

Sonia, la madre del niño abusado manifestó «yo quiero justicia, lo que le hicieron a mi hijo fue grave y fue dentro de la escuela, al salir de la escuela salió todo asustado y dolorido, lo lleve a la Salita del barrio y le salia sangre de la colita, de allí lo llevamos al hospital de la «Madre y El Niño» donde se corroboró la violación, ya hicimos la denuncia ante la policía del Namqom y ante el Juez».

«Aunque el tema de abuso hacia un menor es delicado y se intenta preservar a la victima de la exposición pública los padres hoy en la escuela 335, dijeron a los medios que exigen justicia por este caso denunciado que afecto a un niñito de seis años», publicó la conocida periodista. (Ampliaremos en una hora)

INFO y FOTO: Facebook Liliana Dorrego