Piden respetar los derechos del sacerdote español detenido en El Salvador por ayudar a las maras

17

AGENCIAS

  • Antonio Rodríguez, conocido como «padre Toño», fue detenido por intentar introducir objetos ilegales a pandilleros presos en las cárceles.
  • El Ayuntamiento de Daimiel, de donde procede el sacerdote, pide a las autoridades salvadoreñas que velen por sus derechos.
  • El «padre Toño» quedó en libertad condicional este lunes.

Detención del "padre Toño" en El Salvador

El Ayuntamiento de Daimiel (Ciudad Real) y el Consejo Local de Cooperación han exigido este martes a las autoridades judiciales salvadoreñas que se respeten los derechos del sacerdote Antonio Rodríguez, detenido la semana pasada en El Salvador y puesto en libertad condicional esta madrugada, por la supuesta introducción de objetos ilegales a pandilleros presos en cárceles, tales como teléfonos móviles.

En una declaración institucional, han expresado su apoyo al religioso natural de Daimiel, han instado a las autoridades judiciales de El Salvador a que se respeten «todos sus derechos» y han pedido al Gobierno salvadoreño que vele por integridad física del popularmente conocido como «padre Toño«.

También han apelado a la responsabilidad ética de los medios de comunicación salvadoreños «para que se respete el principio de presunción de inocencia que corresponde a cada ciudadano, para que no se emitan juicios de valor sin fundamento y para que se respete en todo momento la dignidad personal del sacerdote español».

El Ayuntamiento y el Consejo Local de Cooperación de Daimiel han subrayado que el pueblo está unido en defensa de un misionero «que durante más de diez años ha llevado a cabo una labor encomiable en defensa de los ciudadanos más pobres de El Salvador, trabajando contra la violencia y en pro de los derechos de los más necesitados».

Esta declaración institucional se ha trasladado al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, a la Consejería de Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha y a la embajada de España en El Salvador.

A su vez, la congregación de los Padres Pasionistas, a la que pertenece el religioso, ha denunciado en un comunicado que se está «intentando desprestigiar, de una manera implacable», tanto a la persona como al trabajo realizado por el conocido popularmente en El Salvador como «padre Toño».

Es «especialmente doloroso«, según la congregación, «escuchar y leer a través de los medios falsedades, filtraciones interesadas y existencia de pruebas que no existen».



Comentarios

Comentarios