Pirané: Renunció a su banca el concejal Mario Antonio Zaragoza.

15
Ayer, el cuerpo legislativo comunal, sesionó como lo hace habitualmente todos los miércoles, en horario matutino y de movida nomás, tras el izamiento de los pabellones nacional y provincial ubicados en la Sala de Sesiones, el legendario caudillo territorial Mario Antonio Zaragoza, estampó su firma en presencia de todos los concejales, funcionarios y asesores legislativos presentes en la sesión, al presentar formalmente, un escrito que dio cuenta de su renuncia indeclinable al cargo de concejal en el Parlamento comunal, sin especificar las razones de tal determinación.

Tras ello, y sin mediar ningún tipo de oposición, el cuerpo, en forma unánime acepto la renuncia presentada por Zaragoza. Fuentes parlamentarias, informaron, que tras cumplirse ciertos tramites legales de formalidad administrativa, la próxima semana, en su reemplazo, asumirá la banca el Licenciado en Radiología, Hugo Morales.

Tras divulgarse la noticia de la renuncia del legendario dirigente peronista, que a lo largo de su extensa carrera política desarrolló una “suerte de liderazgo caudillezco con arrogancia de indelegables facultades de unicatismo y conducción de los destinos políticos del peronismo jurisdiccional y departamental piranense, incorporando metodológicamente en su accionar político, algunos elementos de feudalismo y técnicas de variadas y controvertidas lealtades difusas , que lo llevaron a ser peronista, menemista, rodriguez saaista, duhaldista, kirchnerista, joguista y gildista, cuyo rédito le generó, haber conservado el poder territorial y específicamente el partidario jurisdiccional y departamental, desde 1973 y durante más de 40 años a la fecha- El Comercial, buceo diversidad de opiniones y diagnósticos, emitidos por los parroquianos piranenses, pero a fuerzas de honestidad intelectual y periodística, hay que señalar, que un concepto que anida y opera como un denominador común de opiniones, es el siguiente:”Con esta renuncia nada se cambia, nada se agrega, nada se modifica, todo sigue igual y quizás todo siga peor que antes, con un parlamento agiornado en la ineficiencia e ineficacia total de producción legislativa, necesaria para un pueblo sediento de transformaciones normativas que se orienten a mejorar lo urbano y en consecuencia su calidad de vida.

En cuanto a Zaragoza, la mayoría de los comentarios, coinciden en pensar, que transita un proceso de marcado y ancho sendero, direccionado hacia el ocaso, el olvido y el destierro político y social, agravado por una indiferencia del colectivo social territorial local, departamental y hasta si se quiere provincial, tanto de la nueva dirigencia como de la vecindad en general. Ello, haya sido, quizás, la causa principal en su interior mas profundo de conciencia, que lo haya estado atormentando, lo cual, de seguro, lo ha llevado a decir: “ hasta aquí llegue, me voy”.Por cierto, hay que reconocer y a su favor, otras opiniones de sentido contrario, y posiblemente también sea, su propia opinión y decisión, donde en una suerte de añoranza y nostalgia de un pasado que ya fue, fuentes dirigenciales del entorno más intimo que rodean al legendario caudillo, aseguran y afirmaron que “el caudillo, políticamente esta herido como un león, pero no muerto y seguirá dando lucha en futuras y cercanas contiendas electorales”. 

 

Comentarios

Comentarios