Preocupación en The Washington Post por el arresto de su corresponsal en Teherán

106

EFE

  • Según unos «informes creíbles», su corresponsal en Teherán, Jason Rezaian, junto a su esposa, Yeganeh Salehi, habrían sido detenidos.
  • Junto a ellos, habría otro grupo de ciudadanos estadounidenses.
  • El diario norteamericano cree que fueron detenidos el martes por la noche.

The Washington Post

l diario The Washington Post expresó este jueves su «profunda preocupación» ante los «informes creíbles» de la detención de su corresponsal en Teherán, Jason Rezaian, junto a su esposa, Yeganeh Salehi, y otros dos ciudadanos estadounidenses.

El editor de la sección internacional, Douglas Jehl, indicó que el periódico ha recibido «informes creíbles» de que Rezaian y su esposa fueron detenidos el martes por la noche en la capital iraní.

«No está claro quién los detuvo ni por qué», afirmó el diario.

«Estamos profundamente preocupados por esta noticia y preocupados por el bienestar de Jason, Yeganeh y otros dos que al parecer fueron detenidos con ellos», afirmó Jehl en un comunicado.

El editor del Post indicó que Rezaian, que trabaja como corresponsal en Teherán desde el 2012, «es un periodista con experiencia que merece protección y cuyo trabajo merece respeto».

Rezaian, de 38 años, tiene doble nacionalidad estadounidense e iraní. Su esposa, una iraní que inició los trámites para obtener la residencia permanente en Estados Unidos, trabaja como corresponsal para el National, un periódico con sede en los Emiratos Árabes Unidos.

Según el Post, los otros dos ciudadanos estadounidenses detenidos con ellos trabajan como fotoperiodistas, aunque los funcionarios estadounidenses todavía no los han identificado.

Informados en el Departamento de Estado

La portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, citada por el periódico, aseguró ser consciente de los informes sobre la detención de tres estadounidenses en Teherán esta semana.

«Nuestra mayor prioridad es la seguridad y el bienestar de los ciudadanos estadounidenses que viven en el extranjero», dijo Harf, quien no reveló detalles adicionales.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), con sede en Nueva York, pidió este jueves la liberación inmediata de los cuatro periodistas.

«Irán tiene un deplorable récord en lo que se refiere a la forma de tratar a periodistas detenidos. Hacemos responsable al Gobierno iraní por la seguridad de los cuatro», afirmó en un comunicado el coordinador regional para el CPJ, Sherif Mansour.

También pidió a las autoridades iraníes que «expliquen inmediatamente» por qué fueron arrestados.

El hecho de que Estados Unidos e Irán no tengan relaciones diplomáticas formales dificulta la liberación de ciudadanos estadounidenses detenidos en el país persa.