Regatas intentará recuperar hoy la localía en Mar del Plata

72

Olvidarse rápidamente de la apabullante y dolorosa derrota sufrida el viernes último por 103 a 82 en Co­rrientes, será el objetivo de Regatas, que visitará esta noche (y el jueves) a partir de las 22 a Peñarol de Mar del Plata por el tercer juego (a mejor de 7) de la serie de las finales de la Liga Nacio­nal de Básquetbol (LNB). Todos los encuentros de las finales son televisados para todo el país por TyC Sports.

El elenco fantasma, que ganó el primer duelo (86-77) y cayó el segundo (103-82) en el estadio “José Jorge Contte”, no la tendrá nada fácil en la ciudad turística, por el poderío del conjunto “Milrayitas” y por lo fuerte que se hace ante su gente. Además, teniendo en cuen­ta los antecedentes, Regatas ganó en “La Feliz” en sólo dos oportunidades en el historial de quince enfren­tamientos.

El último triunfo fue en la temporada 2010/11 el 25 de enero de 2011, por un cerra­dísimo 93 a 91; y en playoffs hay que re­montarse a la tem­porada 2005/06 el 8 de abril de 2006, en donde cerró la serie de reclasificación 3 a 1 ganando 106 a 82.

“Este equipo sabe ganar en canchas difíciles. Vamos a buscar el próximo punto”, sostuvo el técnico del bando remero, Nicolás Casalán­guida, dejando en claro las intenciones y el espíritu del plantel correntino.

Claro que para ello deberá volver a ser el equipo sólido que demostró ser en la se­rie regular y también en los playoffs, y dejar en el olvido la falsa actuación del último viernes en donde fue supe­rado claramente por Peñarol.

“Defensivamente no es­tuvimos a la altura de lo que buscamos. Fuimos muy per­meables. En el primer tiem­po nos hicieron una canti­dad de puntos que no es lo que pretendemos para estar bien en la serie”, comenzó analizando Casalánguida el juego del viernes.

Ya metidos en el juego de hoy, el entrenador señaló que “debemos mejorar el aspecto defensivo. Cuanto mejor defendés, más fluida es la ofensiva. Una cosa tie­ne que ver con la otra. Es un circulo”.

“En las finales la alegría de las victorias y la tristeza de las derrotas debe durar poco. Esto recién comien­za. Tenemos que ganar tres juegos más para conseguir el objetivo. Todas las no­ches son distintas y todo está muy abierto”, dijo para finalizar.

Con respecto a los jugado­res, llegaron ayer cerca del mediodía a Mar del Plata, donde también jugará el jue­ves. Luego, el quinto cotejo será en Corrientes el lunes 2 de junio; de ser necesario un sexto será el 5 en “Mardel”, y un séptimo, el 8 en nuestra ciudad.